Doscientos años después… Visiones diversas de la Batalla de Pichincha

Batalla de Pichincha.
“Pichincha”, Luis Moscoso, 1947. Museo del colegio Militar Eloy Alfaro, Quito.

¿Como era la República del Ecua­dor antes del 24 de mayo de 1822? Para comenzar, todavía no nos lla­mábamos Ecuador, tampoco éramos República (en los hechos), pero sí en las proclamas y en las declaraciones de la ciudadanía que quería cambiar tres siglos de historia.

Todo comenzó un 10 de agosto de 1809 en la Real Audiencia de Quito, cuando un grupo de patriotas firmó una declaración de Independencia de la colonia de España. Esa idea fue apenas el comienzo de una revolución que causaría miles de muertos.

Como todo conflicto, era necesa­rio una epopeya, que solo se podía lo­grar mediante una guerra prolongada. La de Pichincha, la más cruenta, fue la batalla final, la que trascendió más allá de la historia y que logró lo que parecía imposible: la capitulación del enemigo español de entonces. Lo ocurrido en esa montaña, que hoy se conoce como La Libertad elevó a la inmortalidad al estratega Antonio José de Sucre y a sus soldados.

También mostraremos en estas páginas la otra visión, la de los jóve­nes, tan diferente a la tradicional. Las nuevas generaciones tienen una lec­tura distinta. Por eso, estas páginas re­gistran todas las opiniones nacionales con una narrativa diversa y plural.

Te podría interesar:

¿Te resultó interesante este contenido?
Comparte este artículo
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más artículos de la edición actual

Recibe contenido exclusivo de Revista Mundo Diners en tu correo