Skip to main content

¿Tomaría café en un vaso hecho con tierra?

por Paola Ponce

En sus orígenes el vaso de un solo uso evitó la propagación de enfermedades, pero ahora se reinventa con la arcilla y la impresión 3D para frenar la acumulación de desechos y la contaminación ambiental.

Sanjeev Mankotia creador vaso desechable.
Sanjeev Mankotia. Fotografía: GaeaStar

A inicios del siglo XX lo más normal en Estados Unidos era beber agua de un vaso común en escuelas, juzgados o estaciones de trenes. Pero un invento puso fin a esta práctica, cuestionada por causar la transmisión de enfermedades.

En 1912 el inventor Lawrence W. Luellen, de Boston, Massachusetts, patentó el vaso de papel encerado (comercializado como Dixie Cup) y junto a su socio, Hugh Moore, hicieron populares dispensadores para la venta de agua en vasos individuales desechables.

Has llegado al límite de artículos gratis para este mes.
¡Lee sin límites! HAZTE PREMIUM o Iniciar sesión

Etiquetas: