Skip to main content

Una mujer fantástica, o el espíritu sin quebranto

por Redacción Mundo Diners

Por Gonzalo Maldonado Albán.
Edición 463-Diciembre 2020.

La heroína de esta película, Marina Vidal, es una mujer fantástica porque su espíritu inquebrantable siempre le permite estar por encima de las difíciles circunstancias que le toca vivir. La muerte de su novio, a causa de un aneurisma, marca el inicio de un viacrucis que no solo la someterá a toda clase de vejaciones sino también a un injusto escrutinio social que incluso llegará a poner en duda la legitimidad moral de su existencia personal. Es que Marina es una mujer transexual de origen humilde y sin lazos familiares, que por las mañanas se gana la vida como mesera en un comedor y, por las noches, canta en el bar de un hotel céntrico en Santiago de Chile. 

1 vmaC5QVGZIaPHXH5tIGaxw

Acababa de mudarse al departamento de Orlando Onetto, un cincuentón divorciado que tal vez buscaba un poco de aventura para su apaleada vida de sastre de oficinistas. Marina —veinte años menor que Orlando— se entrega a esa relación con la honestidad con la que, al parecer, ha llevado toda su existencia, mientras que Orlando parece genuinamente enamorado de esta mujer sensible y valiente. Incluso la invita a conocer las cataratas de Iguazú en una suerte de luna de miel que nunca se concreta por su muerte prematura.

Has llegado al límite de artículos gratis para este mes.
¡Lee sin límites! HAZTE PREMIUM o Iniciar sesión