Una crack que hace goles a las porteras y al sistema.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Una crack que hace goles a las porteras y al sistema.

Por Galo Vallejos Espinosa.

Fotografías: Shutterstock.

Edición 460 – septiembre 2020.

La estadounidense Megan Rapinoe, capitana de la selección de Estados Unidos, se destaca también por su activismo a favor de las minorías. Talentosa e irreverente, desafía al propio Trump.

A ella le molesta la manera en la que el presidente estadounidense Donald Trump gobierna. Lo hace público, de manera regular mediante sus redes sociales. Sin embargo, un día tuvo la oportunidad de que sus palabras se hicieran carne.

Luego de que la selección femenina de fútbol había alcanzado la Copa Mundial, a mediados de 2019, Trump organizó una recepción para recibir a las ganadoras. Megan Anna Rapinoe, la capitana y una de las jugadoras más brillantes del equipo, había advertido en gruesos términos que no se molestaría en ir: “No iré a la fucking Casa Blanca”. Y así fue: el equipo recibió el agasajo presidencial sin la talentosa jugadora que suele lucir una variedad de colores en su cabello.

No fue el primero ni será el último exabrupto de Pinoe (nacida el 5 de julio de 1985), como la llaman, contra el poder. Se trata de la deportista con más vena política de la actualidad, incluso sobre cualquier hombre que realice actividad física a escala profesional. Activista por la diversidad sexual y los derechos laborales de las mujeres, se trata, además, de un imán publicitario, imagen de millonarias marcas mundiales.

Puedes leer este contenido gratuito iniciando sesión o creando una cuenta por única vez. Por favor, inicia sesión o crea una cuenta para seguir leyendo.

Comparte este artículo
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más artículos de la edición actual

Recibe contenido exclusivo de Revista Mundo Diners en tu correo