Skip to main content

EDICIÓN 500

La tecnología no tiene moral, pero el ser humano debe tener ética

por Andrés Maldonado

—¿La tecnología nos ha hecho mejores o peores seres humanos?

—Creo que la tecnología no tiene moral. Son herramientas que facilitan nuestra vida. Siempre habrá algún caso en que las personas no la utilicen de manera apropiada, pero la intención de crear esta tecnología siempre es positiva, siempre va pensada en cómo mejorar la calidad de vida de las personas.

—La IA está en boga y hay estudios que señalan que algunos trabajos humanos serán prescindibles por su irrupción. ¿Es el ser humano reemplazable?

—Las tecnologías y estos hitos disruptivos siempre han generado algún tipo de polémica. Creo que la IA debe ser una herramienta para potenciar la capacidad humana; es decir, un químico, un ingeniero, un abogado, que tendría que leer muchísimo para extraer información, hoy cuentan con una herramienta que puede leer textos, sacar conclusiones, etc. Sin embargo, la tecnología no debe reemplazar a la persona, sino ser un apoyo para volverlas mucho más productivas.

—¿Qué otros desafíos se plantean las empresas tecnológicas hoy?

—Hay temas, como la ética y la IA, que aún no está en la mesa de discusión como debería, pero creemos que son muy relevantes. Debe haber un diálogo sobre el uso apropiado de la IA en el día a día y debe ser regulado. Los modelos tienen que ser transparentes y robustos en su desarrollo. La responsabilidad de las empresas tecnológicas es asegurar que la tecnología sea usada de manera correctamente y tener ese impacto positivo que esperamos.

Autor

Acerca de Andrés Maldonado

Gerente general IBM Ecuador.
SUS ARTÍCULOS