Un saco de dormir que salva pequeñas vidas
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Un saco de dormir que salva pequeñas vidas

Esta invención reemplaza a una incubadora por una fracción de su costo y hasta ahora ha salvado a más de trescientos mil bebés en el mundo.

Embrace Infant Warmer es un pequeño saco de dormir para bebé.

Los bebés prematuros, por lo general, no pueden regular su propia temperatura debido a que son tan pequeños que no tienen grasa corporal para mantenerse calientes. Tres millones de bebés prematuros mueren anualmente, pero el mayor problema es que los que sobreviven crecen con dificultades.

Esto se explica porque en el primer mes de vida la única función de los bebés es crecer, pero, si están combatiendo una hipotermia, sus órganos no pueden desarrollarse con normalidad, lo que trae después una serie de problemas (diabetes, enfermedades cardiacas e incluso un bajo coeficiente intelectual); no obstante, todas estas consecuencias podrían evitarse si estos bebés se mantuvieran calientes. En un escenario óptimo, las incubadoras se encargan de ello, pero consumen mucha electricidad, cuestan alrededor de veinte mil dólares y en los países pobres son un lujo. Allí los padres recurren a soluciones como atar bolsas de agua caliente alrededor del cuerpo de sus bebés o colocarlos debajo de bombillas para abrigarlos; métodos ineficaces e inseguros.

Esa es la razón por la que Jane Chen cofundó la startup Embrace, un emprendimiento social cuya misión es evitar la muerte por hipotermia de miles de infantes. Desde hace diez años trabaja en el desarrollo de una innovadora incubadora infantil que cuesta aproximadamente el 1 % de una incubadora tradicional y hasta ahora ha salvado a más de trescientos mil bebés en veintidós países.

¿Cómo la diseñaron? Para Chen y su equipo lo principal era encontrar algo que funcione sin electricidad y que fuera lo suficientemente simple para que lo usara una madre o una partera. “Necesitábamos algo que fuera portátil, que pudiera esterilizarse y reutilizarse en varios bebés y que fuera de muy bajo costo”, explica Chen en una de sus charlas.

Es así que diseñaron el Embrace Infant Warmer, un pequeño saco de dormir para bebé. Es de tela impermeable y se puede abrir por completo. Además, no tiene costuras en el interior, por lo que puede ser esterilizado con mucha facilidad. Pero la magia está en el material que lo vuelve caliente y que permite que esta temperatura ideal se mantenga hasta por ocho horas.

“Cuando un material cambia de estado, de sólido a líquido o de líquido a gaseoso, lo hace a una temperatura constante. La sustancia que encontramos es similar a la cera, con un punto de fusión de 37 ºC”, indica Chen al explicar que esta cera (wax pouch) se puede derretir simplemente usando agua caliente. La cera viene en un empaque especial y luego de calentarse se inserta en un bolsillo posterior del saco de dormir, lo que crea un microambiente cálido para el bebé.

Al diseñarla se cuestionaron si querían producir algo para médicos y enfermeras o para las madres, y la respuesta era evidente: necesitaban algo que fuera fácil e intuitivo de usar y que no necesitara un constante suplemento de electricidad para que las mamás sean los usuarios finales. Pero primero pusieron el invento a disposición de doctores y profesionales de la salud para probarlo en ambientes más controlados. Durante dos años hicieron pruebas y test clínicos hasta que a finales de 2011 estuvieron listos para lanzar el producto.

Mientras tanto desarrollaban una versión que pudiera usarse en los hogares. Con esa intención visitaron docenas de comunidades de India y entrevistaron a cientos de madres para asegurarse de que el producto era apropiado para sus necesidades. Así, diseñaron un saco con mayores facilidades para el amamantamiento y para monitorear la respiración del bebé. El dispositivo, además, tiene un indicador para saber cuándo es necesario recalentarlo.

También crearon una versión que usaba agua en lugar de electricidad e hicieron las instrucciones solo con dibujos para que las madres la comprendan con facilidad. Lanzaron este modelo al final de 2012.

El desarrollo del Embrace Infant Warmer ha hecho que Chen y su empresa reciban varios reconocimientos, incluida una donación de la famosa cantante Beyonce. Actualmente, la emprendedora es líder del Foro Económico Mundial. Ha sido seleccionada para el Impact 30 de Forbes y recibió el Premio Economist Innovation Award y el Fast Company Innovation Award. Es directora de la junta del Center for Humane Technology, y enseña pensamiento de diseño, mindfulness y liderazgo en universidades y corporaciones.

Chen está convencida de que “la tecnología por sí sola no puede cambiar el mundo, pero potenciada con amor sí puede”. Y así lo ha demostrado.

¿Te resultó interesante este contenido?
Comparte este artículo
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más artículos de la edición actual

Si eres suscriptor de la Revista impresa, inscríbete sin costo para acceder a la edición digital.

Si eres suscriptor de la Revista impresa, inscríbete sin costo para acceder a la edición digital.

Recibe contenido exclusivo de Revista Mundo Diners en tu correo