Skip to main content

¿Para qué quiere el poder “un hijo de nadie”?

por Fátima Cárdenas López

Rodrigo llambo 1 1
Fotografías Juan Reyes.

Vendiendo periódicos, Rodrigo Llambo, un indígena ambateño, aprendió cómo funciona el mundo. Tenía que ser poderoso si quería hacer algo por los suyos. Hoy, a sus 41 años, es el gerente de una cooperativa cuyos activos bordean los cuatrocientos millones de dólares.

Es un hombre liviano de contextura y amable de trato. No tiene poses, pero sí una gran sonrisa, siempre. Su poncho es signo de elegancia, de identidad, de orgullo… No tiene miedo de hablar de racismo, pobreza o discriminación. Aunque ha vivido el significado de esas palabras, no hay sombra de resentimiento.

Tiene una maestría en Administración de las Organizaciones de la Economía Popular y Solidaria y varios diplomados; uno de ellos en el Incae de Costa Rica, en Alta Gerencia, Toma de Decisiones y Liderazgo.

Has llegado al límite de artículos gratis para este mes.
¡Lee sin límites! HAZTE PREMIUM o Iniciar sesión

Etiquetas:

Imagen de perfil

Acerca de Fátima Cárdenas López

Periodista y Comunicadora guayaquileña. Apasionada por las historias bien contadas. Fue coordinadora editorial de SOHO Ecuador y hoy tiene en sus manos curar y editar de los artículos de Mundo Diners.
SUS ARTÍCULOS