Skip to main content

Retratos centenarios

por Redacción Mundo Diners

Texto y fotografías: Jorge Vinueza

Edición 459 - agosto 2020.

En el centro del parque Centenario se encuentra, desde hace mucho tiempo, un personaje que ya forma parte al patrimonio vivo de Guayaquil.

Dentro de su cajón de madera de tono celeste están todos los artilugios, todas las alquimias para trabajar la fotografía. Nunca le niega conversación a nadie. Ahora cuenta algo de su historia:

 “Me llamo Abdón Calderón Leones Zambrano, fotógrafo; trabajo cincuenta años aquí en el parque; le hacemos carné, pasaporte, cuerpo entero, 4R, 5R, uuuh, de todo.

[rml_read_more]

Nací en Bahía de Caráquez y tengo familia cualquier cantidad.

Trabajaba en la fábrica de hielo en Portoviejo y el parque quedaba a dos cuadras.

Los fines de semana pasaba tiempo ahí junto al señor Didier Loor, quien me vio y me dijo: joven, como que usted quiere aprender la foto. Y me enseñó, nos hicimos amigos y hasta de chupa nos fuimos, porque el fotógrafo es así.

Y le digo: don Loor, ¿cuánto me cobra por enseñarme?, yo le doy para el material, para los químicos, porque yo ya me daba cuenta; así que me dice: vea, don Leones, para yo enseñarle… preste para ir a ver una botellita de Caña Manabita, y yo, de una, le digo: tenga cinco sucres, que entonces era plata, y así me hice fotógrafo, empecé a salir por los pueblos a trabajar, ya con el tiempo era campeón por allá solito.

La fotografía es bonita, el oficio es bonito, solo que uno ha sido botarás y mujeriego”.

Abdón Calderón Leones Zambrano hace revelado, positivado y fotomontajes de manera artesanal con diferentes marcos que eternizan el amor. Inclusive tiene un motivo con el escudo nacional para el migrante que quiere llevar la patria en la billetera junto al recuerdo de su cariñito nacional.

De cuando en cuando alguien se le acerca, le entrega su celular a don Leones y le pide que tome una fotografía a la pantalla en que aparece la imagen de algo que le servirá como amuleto para su mal de amor, de algún pariente que necesita esa fotografía para un trámite o de algún ser querido que está en el exterior: entonces don Leones captura con su cámara de cajón la pantalla del celular y dispara, en una acción que conjuga dos tecnologías: la más antigua y la más moderna.

JVGIMG 4396
13 word image 12
12 word image 13

Etiquetas: