Skip to main content

Mundo Diners al día

'Jerarquía' y la gran ola de la televisión coreana

por José Luis Barrera

Personajes de la serie coreana Jerarquía.
Actores de la serie ‘Jeraraquía’ estrenada en junio en Netflix. Foto: Netflix.

¿Por qué la serie 'Jerarquía', como otras coreanas, se ha mantenido entre las diez más vistas de Netflix desde el mes pasado? Quizá la explicación tiene que ver con la calidad audiovisual y los personajes que, por sus cualidades y flaquezas, son próximos a públicos diversos, pero ¿es solo eso?

'Jerarquía', la 'Élite' coreana

El 7 de junio se estrenó el seriado 'Jerarquía' en Netflix. Según la sinopsis de la plataforma de 'streaming' la historia se centra en la escuela Jooshin, donde “el 0.01 % de los alumnos tiene el control de todo, pero un nuevo estudiante de intercambio bastante reservado logra abrir una grieta en ese mundo insondable”.

La descripción perfectamente puede aplicarse a novelas juveniles hispanoamericanas ('Rebelde', por ejemplo), pero también a otros éxitos de la misma plataforma como 'Élite'.

Justamente, algunos medios la han emparentado con esta última, no solo por la trama, sino por ciertas escenas que son más explícitas de lo que suelen permitirse los productores coreanos.

Pero más allá de la curiosidad que aquello produce en las audiencias, ¿cuál es la razón para que en un continente como el nuestro, en apariencia tan distante en la geografía y la idiosincrasia, se sienta atraído por estas historias?

Quizá la respuesta se encuentra en la propia sinopsis de 'Jerarquía': el protagonista que logra abrirse campo pese a la adversidad y el rechazo colectivo. Algo que ya se vio en telenovelas antiguas de México, Colombia o Venezuela.

Pero hay un valor agregado: en Corea, ese conflicto del héroe con su mundo tiene que ver con el concepto 'Han', el mismo que, pese a estar relacionado con la historia de ese país, fácilmente puede aplicarse a otras zonas del planeta.

Trailer oficial de Jerarquía.

El 'Han' coreano

'Han' en realidad corresponde a la pronunciación coreana del carácter chino 恨 que se puede traducir como 'aversión', 'odio' o 'rencor', pero en realidad es un sentimiento mucho más complejo y que tiene antecedentes tan antiguos como el periodo de la dinastía Joseon que gobernó la península desde 1392 hasta 1897.

Durante este tiempo la brecha entre la aristocracia y el pueblo era tan grande que fácilmente se podría hablar de dos Coreas: una en la miseria y otra aislada del mundo en palacios con oro y manjares.

Sin embargo, este conflicto no puede resolverse de modo sencillo, entre otras cosas, por la convicción del deber y el bien colectivo que prima sobre el individual y que es tan propio de las culturas de Extremo Oriente.

La frustración resultante deriva en tristeza, aunque también provoca la necesidad de liberarse de esa energía dañina, que impide salir del ciclo de las reencarnaciones del budismo.

Según Sandra So Hee Chi Kim, experta en cultura coreana de la Universidad de Stony Brook del estado de Nueva York, el sentimiento del 'Han' adquirió mayor fuerza en Corea del Sur durante la dictadura de Park Chung-hee (1972-1979), pues la humillación y la injusticia despertaron la solidaridad colectiva y el deseo de enfrentar la adversidad.

El 'Han' permea la cultura coreana y, por lo mismo, el mundo audiovisual no deja de recurrir a él para contar sus historias. No es extraño que los K-dramas, nombre popular de las series coreanas, recurran al conflicto entre la resignación y las esperanza para dotar de profundidad a sus historias y personajes, convirtiéndolos en el punto de encuentro con América Latina.

La cresta de la ola en América Latina

Elenco de la serie corea "Todo sobre Eva".
Elenco protagónico de Todo sobre Eva. Foto: Shutterstock.

Los K-dramas no son un fenómeno reciente en América Latina, como apunta la revista mexicana 'Expansión': desde 2002, mucho antes del auge de las plataformas de 'streaming', llegaron al país norteamericano varias producciones coreanas a manera de un intercambio entre los dos países.

Las historias que relataban no eran una novedad para los televidentes latinoamericanos (pobres enamorados de ricos y la necesidad de sobreponerse a la derrota), sin embargo, llamaron mucho la atención la elegancia, el humor delicado y los personajes multidimensionales donde ni el bueno es perfecto ni los malos infinitamente oscuros.

Así, 'Todo sobre Eva', uno de los primeros seriados en llegar, fue un éxito tan potente que Televisa optó no solo por retransmitir otras producciones coreanas, sino adaptarlas.

Es el caso de 'Mi marido tiene familia', cuya primera temporada es una versión mexicana de la serie homónima de Park Ji-eun. La historia gira alrededor de un hombre que esconde la identidad de sus padres a su esposa hasta que ambos deben mudarse a un edificio en una zona humilde de Oaxaca. La producción cuenta con estrellas como Silvia Pinal y más de una centena de episodios, a diferencia de su contraparte surcoreana que tiene 58.

Trailer de My Husband Got a Family.

Por otro lado, la industria fílmica surcoreana se ha convertido en una manera de promocionar al país: como apunta el artículo de 'Expansión', gracias a los personajes pulcros y estéticos de las series y películas, se despertó una curiosidad que antes no había; cosméticos, comida y turismo son algunas de las áreas que se han beneficiado de esta gran ola.

Quedaron distantes lo tiempos en los que ver una película de la península coreana era cosa de especialistas; el internet redujo las distancias y el 'streaming' hizo del cine algo mucho más cercano al público.

Y es que, como escribió Oscar Wilde hace más de cien años, “la realidad imita a la ficción”, de modo que hoy es frecuente ver a adolescentes de América Latina ansiosos por asistir a conciertos de pop coreano o abarrotando nuevos restaurantes de comida de aquel país. Geográficamente estaremos lejos, pero culturalmente cada vez más cerca.

Etiquetas:

Imagen de perfil

Acerca de José Luis Barrera

Periodista por formación, cuenta cuentos por vocación. Como todo cronista de Indias (millennial en este caso), sus relatos son el resultado de viajes a través de la geografía, pero también a través de los libros.
SUS ARTÍCULOS