Skip to main content

La muerte no es laica

por Xavier Gómez Muñoz

Muerte laica
Fotografía: Xavier Gómez Muñoz.

¿Qué pasa cuando muere una persona laica? ¿Existen servicios fúnebres adecuados para agnósticos o ateos en el Ecuador? ¿Por qué es tan difícil despedir a un ser querido, o despedirse, sin pasar por las convenciones de alguna religión?

Cuando pienso en un modelo de funeral laico me acuerdo de Umberto Eco. Seguramente ha habido más grandes, con más gente, más emotivos, pero en aquel se mostró al mundo, a través de la televisión y las redes sociales, no solo cómo es despedir a alguien mediante una ceremonia civil, sino lo infranqueable que puede ser la religión en un acto natural y al mismo tiempo que se pretende tan solemne y místico como la muerte.

Eco murió en 2016. El lugar elegido para su despedida fue una edificación medieval convertida en museo de arte, frente a su casa de Milán: el castillo Sforzesco. El músico barroco Arcangelo Corelli entonó “La follia” (“La locura”). Lo acompañaron intelectuales y artistas, funcionarios y políticos, lectores, antiguos alumnos, amigos, su esposa, hijos, nietos... El cofre, de madera clara y sin símbolos de ningún tipo a la vista, estuvo adornado con flores silvestres y a su lado resaltaba la toga de la Universidad de Bolonia, donde Eco trabajó como profesor alrededor de cuarenta años.

Has llegado al límite de artículos gratis para este mes.
¡Lee sin límites! HAZTE PREMIUM o Iniciar sesión

Etiquetas:

Imagen de perfil

Acerca de Xavier Gómez Muñoz

Periodista, docente e investigador especializado en nuevas y viejas narrativas, cultura digital, periodismo y medios. Compiló cinco años de periodismo narrativo en su libro Crónicas (Dinediciones, 2019).
SUS ARTÍCULOS