Skip to main content

Profesores muertos de inanición y abandono

por Gonzalo Ortiz Crespo

Los casos de profesores jubilados que mueren de inanición en Venezuela conmovieron a todo el país. Sus jubilaciones no alcanzan para comer. No han podido migrar y viven un calvario, empeorado por la dolarización informal.

Profesores jubilados en Venezuela
Ilustración: Beto Val

Su hija había emigrado años antes, ni bien se casó. Sus hermanos lo hicieron después, uno tras otro, y se fueron a vivir a México, Estados Unidos, España. Ella se quedó: aún tenía música que componer, libros que editar, niños en quienes sembrar sonidos y cosechar sensibilidad musical. Pero, sobre todo, tenía a su hijo, adulto pero dependiente de ella.

En Venezuela se dice, acerca de esto de irse del país, que no todo el que quiere puede ni todo el que puede quiere. En eso vino la pandemia de la covid-19 y se contagió. Desarrolló neumonía. Debía ir a un hospital, pero no había camas y las pésimas condiciones de atención hospitalaria la recluyeron en su casa. No resistió y falleció en brazos de su hijo, en el ascensor del edificio en el que residía en Los Palos Grandes.

Has llegado al límite de artículos gratis para este mes.
¡Lee sin límites! HAZTE PREMIUM o Iniciar sesión

Etiquetas:

Imagen de perfil

Acerca de Gonzalo Ortiz Crespo

Es periodista, historiador, novelista y político. Miembro de las academias de la Lengua y de Historia. Autor de 18 libros y coautor de 31.
SUS ARTÍCULOS