Skip to main content

De cuando Philip Seymour Hoffman interpretó a Truman Capote

por Rafael Barriga

Fue en 2014 cuando los teletipos de todo el mundo informaban la infausta noticia: el más brillante actor cinematográfico de su generación, Philip Seymour Hoffman, fallecía por intoxicación de drogas, a los 46 años de edad. El cine se quedaba, de esa manera, sin un intérprete cuyo rango de actuación era enorme.

Seymour Hoffman podía hacerlo todo: fue espía, aristócrata, líder de un culto religioso, estudiante, enfermero, secretario, cura, drag queen, entre tantos otros roles, todos inolvidables. Actuaba y siempre dejaba huella, ya sea en enormes películas de los grandes estudios o pequeñas obras de cine arte, como protagonista o como actor de reparto. Todo lo hacía y todo lo hacía bien. 

Philip Seymour Hoffman.


Pero hay un rol que sería por el que los amantes del cine lo recordarán por siempre: su interpretación del escritor Truman Capote en el filme de 2005 Capote, por la que ganaría su único Premio Óscar. 
Capote dirigida por Bennett Miller —que luego haría otras buenas películas como Moneyball y Foxcatcher— no es una biografía fílmica de Truman Capote. Se centra, exclusivamente, en unos pocos años cruciales para el escritor: el proceso lento y emotivo de la escritura de A sangre fría, una de sus obras cumbres. Todo comienza cuando Capote lee, en un artículo del New York Times, sobre la brutal matanza a una familia entera en una localidad rural de Kansas.

Has llegado al límite de artículos gratis para este mes.
¡Lee sin límites! HAZTE PREMIUM o Iniciar sesión

Etiquetas:

Imagen de perfil

Acerca de Rafael Barriga

Curador de contenidos, gestor editorial, cineasta y radiodifusor.
SUS ARTÍCULOS