Los secretos de la tagua y su origen ancestral

La tagua es una palma nativa que crece de manera silvestre en los bosques tropicales de la región Costa y de la Amazonía ecuatoriana, su tallo es delgado y fácil de cortar, tiene una flor y de ella nace el fruto que crece en racimos compactos con una cáscara espinosa, dura y gruesa; su forma es parecida a la piña y en la Costa al racimo lo conocen como ‘mococha’, en cuyo interior están los frutos y las semillas.

El proceso de desarrollo de la planta dura alrededor de 15 años desde que brota hasta su madurez, en la Costa también la denominan coroso, marfil vegetal, cadi o cade, mococha, cabeza de negro, yarina o guagra changa (Estrella 1990).

Esta planta también se da en la Amazonía y es conocida con diversos nombres. De acuerdo con el registro de Patrimonio Alimentario (MCPE, 2014), los achuar la llaman “chaapi” o “chapi”; en cofán, “shishihe” o “shishije”; los kichwa amazónicos la nombran “cachu”, “mucucha”, “chinchayura”, “puma chincha”, “shipati”, “yarina”, “yarena” o “mococha”; los secoya la denominan “sewa”; los siona la identifican como “sehua”; los shuar como “chápi o “chapi”, y los waorani la conocen como “omakaba”, “omakabo”, “omakewe”, “tobeka”, “tobeta” o “wamowe”.

Estrella (1990) señala que el consumo de esta planta como alimento fue reportado por Juan de Velasco en el siglo XVIII y por el botánico Acosta Solís, quien indicó que era una palma que crecía en la región Costa y se cocinaba para preparar encurtidos y ensaladas.

Según el registro del Patrimonio Alimentario, en la Amazonía las nacionalidades Cofán, Secoya, Siona, Kichwa y Waorani consumen el líquido del tronco, las hojas tiernas, el palmito, y el fruto de esta palma (De la Torre et al., 2008, p. 208).

Cuentan que, por 1865, se inició la exportación de tagua. Su destino fue Europa, principalmente Italia, donde era materia prima para la fabricación de botones.

Este negocio lo regentaba una colonia de alemanes que migró a Ecuador en el periodo de guerras. Dicen los mayores que los alemanes formaron la poderosa Casa Tagua Alemana para la exportación y que la demanda era tal que tenían sucursales en Manta, Bahía de Caráquez, Machalilla y Esmeraldas.

Los alemanes lograron guardar el secreto del origen de la tagua por alrededor de 50 años, ya que en Europa se suponía que el marfil vegetal, tan semejante al marfil animal, venía de África.

Para descubrir de dónde traían los alemanes la tagua, la familia Zanchi, fabricantes de botones de Milán, envió a Giovanni Zanchi Pesenti como su emisario al África en busca del origen de este producto; ahí vivió por cerca de 17 años siguiendo la ruta de los barcos.

Cuentan que una noche se encontrba en una taberna y al preguntar a un marinero ebrio de dónde viene el marfil vegetal, este le contestó que se lo recolectaba en Ecuador. En 1914 llegó Zanchi Pesenti a Manta y fundó una empresa para la elaboración de botones de tagua.

Tagua
El dulce de Tagua. Foto: Orígenes Ecuador/Diners

Empleos de la tagua

La palma de tagua tiene diferentes usos; los frutos y las semillas cuando están tiernos se utilizan como alimento, cuando madura se lo utiliza para elaborar artesanías.

En la construcción de viviendas se usan las hojas para hacer techos y los tallos se emplean como vigas o postes. Ahora, los waorani extraen una fibra de las hojas de esta palma para elaborar antorchas, escobas, limpiar cerbatanas y prender fuego; con la madera de los tallos confeccionan flechas, y de sus hojas, canastos (Gómez et al., 1996, p.39. Para obtenerla, campesinos e indígenas deben recolectarla en los bosques húmedos tropicales.

Según el registro del Patrimonio Alimentario del MCPE, los waoranis en la provincia de Orellana usan el fruto de esta planta para tratar dolores estomacales y diarreas (De la Torre et al., 2008, p. 208; Borja & Lasso, 1990, p. 16.

Receta del dulce de tagua

A continuación, Orígenes Ecuador y Revista Mundo Diners te muestran desde Manglaralto, provincia de Santa Elena, la elaboración del dulce de tagua.

Ingredientes:

Corteza de tagua (para elaborar una buena proporción se necesita alrededor de cinco mocochos de tagua) Canela
Pimienta dulce
Clavo de olor
Panela
Agua
Limón

Se corta la corteza de la tagua y se le pone a hervir en agua con la panela, la canela, pimienta dulce y el clavo de olor para que coja buen sabor.

Hay que remover constantemente con una cuchara para que no se pegue en el fondo de la olla. Cocinar mínimo una hora, pues la corteza es dura. Cuando esté suave, agregar unas gotas de limón, retirar del fuego y dejar enfriar.

El dulce de tagua se prepara como parte del menú familiar y para ferias de comidas. Se conoce poco porque los que se dedicaban a prepararlo han fallecido. El dulce se prepara en las provincias de Manabí y Santa Elena.

Te podría interesar:

3 exquisitos quesos franceses que debes probar

Etiquetas:

Artículos relacionados de libre acceso

Comparte este artículo
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Otros artículos de la edición impresa

Recibe contenido exclusivo de Revista Mundo Diners en tu correo