Skip to main content

Mundo Diners al día

La fama tiene su lado humano y oscuro en el filme ‘Priscilla’

por Fernando Criollo

Sofia Coppola escribe y dirige ‘Priscilla’, un retrato biográfico que muestra los momentos más significativos y críticos de la relación entre Priscilla y Elvis Presley. La protagonista, Cailee Spaeny revela detalles de la película que se estrenó con premio en Venecia.

Priscila 1
La actriz Cailee Spaeny como Priscilla Presley durante el rodaje de la película ‘Priscilla’.

Priscilla y Elvis Presley se conocieron a finales de los años 50 y vivieron un largo noviazgo y una turbulenta vida en pareja. La historia de esa relación se muestra por primera vez en el cine desde un punto de vista privilegiado en la película biográfica ‘Priscilla’.

La cinta tiene nada menos que a Sofía Coppola en la silla del director y a una relativamente novata, pero efectiva Cailee Spaeny como protagonista.

El guion también escrito por Coppola está basado en la autobiografía de Priscilla, publicada en 1985 bajo el título de ‘Elvis and me’ (‘Elvis y yo’). Han pasado 38 años en los cuales la viuda de Elvis, fallecido en 1977 a los 42 años, no se ha atrevido a autorizar una adaptación a la pantalla, hasta ahora.

La cinta comienza en la fiesta en la que Priscilla, de 14 años, conoce a Elvis, de 24, en una base del ejército estadounidense en Alemania y recorre algo más de una década en la vida de la pareja.

Jacob Elordi (‘Euphoria’) interpreta a Elvis como un personaje inesperado, lejos de los escenarios y reflectores. El papel de Priscilla queda en manos de Cailee Spaeny (‘Bad Times at the Royale’), actriz de 24 años, quien asume el hilo conductor del filme, exigiendo lo mejor de su elocuencia expresiva.

‘Priscilla’ fue acogida en el Festival de Cine de Venecia para su estreno mundial, donde Spaeny se alzó con el premio Volpi a la mejor interpretación. En medio de la gira de promoción, la actriz nacida en Missouri, Estados Unidos, compartió con Mundo Diners detalles sobre su trabajo y la producción del filme.

PE05 1
Los actores Cailee Spaeny y Jacob Elordi interpretan a Priscilla y Elvis Presley en la película ‘Priscilla’.

Además de leer autobiografía de Priscilla, también tuviste la oportunidad de compartir tiempo con ella previo al rodaje. ¿Cómo ayudó esa experiencia en tu interpretación?

Las conversaciones con Priscilla fueron muy conmovedoras y el libro también habla mucho de los efectos secundarios de la fama en términos de la soledad y cómo nunca fueron capaces de unirse y relacionarse en esas cosas. Ambos lo sentían por separado y eso rompió la relación. Ahora que han pasado los años, había algo allí que queríamos transmitir y Sofia lo hace de una manera hermosa, filmando a una niña que camina sola en Graceland, tratando de averiguar cuál es su lugar en esto. 

¿Cómo abordaste la soledad que vivió Priscilla en tu actuación?

Es algo de lo que tal vez no hablamos como personas, pero la soledad es un sentimiento bastante universal con el que todos tenemos nuestra propia relación. También creo que Sofia es una especie de maestra a la hora de transmitir ese sentimiento. Es difícil para mí pensar en otra directora que lo haga mejor que ella en sus películas.

Aseguras que Sofia Coppola tiene un talento especial para contar cierto tipo de historias. ¿Qué es lo que te atrae de sus películas?

Me encontré con sus películas cuando tenía unos 15 años con ‘Las vírgenes suicidas’ y me llamó mucho la atención la forma en que mira y retrata a las mujeres jóvenes. Ella les permite ser seres humanos plenos, con todas sus complejidades. Desarrolló personajes que realmente me afectaron y sentí que me daba permiso para ser quien realmente era. También creo que la forma en que se inclina hacia la moda y los colores te lleva a este mundo inmersivo, pero también hay algo detrás de eso que se siente muy profundo. 

El vestuario y el maquillaje en la película son elementos que nos muestran el viaje de Priscilla. ¿Cómo experimentaste el personaje y el paso del tiempo a través de estos elementos?

Quería asegurarme de que se sintiera auténtico cuando tenía 14 años y que se sintiera como una madre cuando fuera madre, no quería que sea incómodo o forzado. Filmamos todo esto en 30 días, completamente fuera de orden. La última toma de la película, la grabamos el segundo día; estaba embarazada por la mañana y tenía 14 años después del almuerzo. Así que lo que me puso los pies en la tierra fue el vestuario, el peinado y el maquillaje. Tuve que confiar en el hecho de que cuando me ponía cada vestuario me movía de manera diferente, traté de cambiar mi voz a medida que avanzaba la película y hacer cosas diferentes para mostrarla gradualmente. 

¿Has pensado en qué te pareces y en que difieres del personaje que interpretas?

En lo que difiero es en que no sé lo que se siente cuando tu amor platónico termina convirtiéndose en tu pareja y eres transportado a su vida siendo la persona más famosa del mundo. Por otro lado, tenía miedo de no poder relacionarme con la vida de Priscilla, pero mientras leía el libro, y tenía conversaciones con ella, había muchas cosas sobre su vida que se sentían universales y por las que todos pasamos como seres humanos, en especial las mujeres jóvenes.

¿Cuál fue el principal desafío de trabajar con Jacob Elordi? 

Lo que queríamos hacer y esperamos haberlo hecho bien es mostrar que había una conexión y un amor reales entre nosotros, porque Priscilla y Elvis tienen una relación única. Él estuvo abierto a reunirse conmigo y pasamos el rato en Londres. Somos muy trabajadores e investigamos mucho. Él era alguien a quien siempre podía llamar y podíamos intercambiar notas y opiniones. Y cuando llegamos al rodaje, era un actor que siempre traía una idea a la mesa todos los días. Tiene más diálogo que yo, así que quería a alguien en quien pudiera confiar y apoyarme.

¿Además de la soledad, crees que en la película se puede encontrar alguna lección sobre la resiliencia?

No creo que nadie fuera tan famoso como fue Elvis antes que él. Así que realmente tuvo que pasar por esto por su cuenta, y desafortunadamente fue la razón de muchos de sus problemas. Todavía no se entiende lo que la fama puede hacerle a la gente, a pesar de que vemos una y otra vez cómo han sido lastimados estos seres humanos. Es fascinante mirar esta imagen que tenemos del glamour de la fama, y cómo todo parece tan fácil, pero cuando miras lo que está sucediendo detrás de escena, realmente puede romper a una persona. Así que creo que esta sigue siendo otra historia de lo que hace la fama. No es bueno a menos que tengas la cabeza firme sobre tus hombros y tengas un buen sistema de apoyo.

Etiquetas:

Imagen de perfil

Acerca de Fernando Criollo

Periodista con más de 15 años de experiencia y Licenciado en Comunicación Social. Premio Carlos Mantilla Jácome al Mejor contenido periodístico. Fotógrafo aficionado y miembro del Foto Club Quito. Jurado en el Segundo Festival de Cine Latinoamericano La Casa Cinefest. Hago crítica cinematográfica y también escribo sobre música, teatro, fotografía, literatura y cultura.
SUS ARTÍCULOS