NOTA DE LIBRE ACCESO

Netflix: ¿eso es un pastel?

Es la exclamación de cualquier usuario de Netflix: ¿es un pastel? Una serie ideal para fanáticos de la gastronomía mundial, que quieran gritar esa frase al televisor.

Es emocionante. Cada episodio lleno de luces y personajes rimbombantes y sonrientes impulsa a toda la familia a participar. Sobre todo, a no caer en el engaño visual. Adivinar es vital.

Nueve talentosos panaderos compiten entre ellos para engañar a jueces, con el objetivo de hacerles creer que sus pasteles son objetos cotidianos.

Cada episodio de 37 minutos inicia con una presentación del carismático presentador Mikey Day, donde pide a tres concursantes que identifiquen cuál de una serie de objetos comunes es en realidad un pastel. Quien elija bien puede participar en la siguiente fase para duplicar un objeto y hacerlo parecer una rica torta.

La premisa es muy simple.

Mientras tanto, el televidente no puede evitar compartir sus puntos de vista sobre los pasteles creados. ¡Qué bien disfrazados!



Luego, los pasteleros participantes tienen ocho horas para replicar el objeto previamente seleccionado, mientras sufren la presión de los comentarios de sus compañeros y cuentan cómo iniciaron sus vidas como reposteros.

Una vez que se crean las divertidas tortas, se les pide a tres jueces, sean influencers, expertos en gastronomía o actores, para que elijan cuál de los cinco elementos es un pastel.

Si los jueces no logran identificar cuál de los objetos cotidianos es una torta, el concursante pasa a la siguiente ronda. En cada episodio, cada pastelero concursante puede ganar hasta 10 mil dólares.

El presentador Mikey Day salva en gran parte a esta serie, que tiene ocho episodios en su primera temporada. Es sarcástico. Sus ojos azules no dejan de moverse. Y sonríe siempre. Uno que otro chiste malo, aunque simpático para la mayoría. Eso sí, es muy creativo con sus comentarios. Tiene una energía contagiosa que se mantiene durante el show.

“¿¡Es un pastel?!”, es una frase que repite Mikey Day cada vez que puede, a la hora de cortar los pasteles.

¿Cómo hizo que ese pan de hamburguesa con queso se viera tan real?, hace cuestionar a los fanáticos este irreverente concurso pomposo y muy al estilo estadounidense.

En general, ‘Is It Cake?’ (nombre original de la serie) tiene su encanto, que engancha a cualquiera en sus dos o tres primeros episodios. Para otros, puede convertirse en un show monótono por su estructura repetitiva.

Eso es pastel netflix

Te podría interesar:

Etiquetas:

Artículos relacionados de libre acceso

Comparte este artículo
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Otros artículos de la edición impresa

Recibe contenido exclusivo de Revista Mundo Diners en tu correo