Skip to main content

Mundo Diners al día

Los 10 mejores libros de 2023

por Jordi Amat

Este año, el jurado de 100 especialistas, que votaron por los mejores libros del 2023 ha apostado por una novela que conecta con esa vocación fundacional de la ficción moderna: FortunaLa obra del argentino Hernán Díaz, escrita en inglés, es un fastuoso experimento formal para iluminar cuál es el coste humano de poseer una gran fortuna.

El escritor Hernán Díaz en Brooklyn Heights, Nueva York. Foto: Pascal Perich.

Tal vez Kundera podría volvernos a explicar cuál es ese saber vital que solo nos da la novela. Lo tienen ficciones históricas como El retrato de casada, de Maggie O’Farrell, y Castillos de fuego, de Ignacio Martínez de Pisón. Puede ser Lucrecia de Medici en el siglo XVI o puede ser el Madrid de posguerra, pasados lejanos o próximos donde la ficción explora la vida. Conocimiento literario de calidad lo han elaborado de nuevo figuras mayores de la novela europea como Antonio Muñoz Molina en No te veré morir, que indaga en los claroscuros del amor, e Ian McEwan en esas Lecciones donde una biografía condicionada por el abuso está religada a la comprensión de un país.

Hay narraciones que actualizan la novela moderna clásica y hay otras a través de las cuales comprendemos rupturas, tensiones y desafíos del presente. La inteligencia artificial es el núcleo de MANIAC, de Benjamín Labatut, y la prosa de resonancias poéticas de Alana S. Portero en La mala costumbre nos permite comprender a través de la protagonista, encerrada en un cuerpo de hombre, cuáles son las tendencias que definen nuestro momento. Otra tendencia de la literatura actual, que es una reflexión honesta y transgresora sobre la maternidad, está en la fantástica El cielo de la selva, de Elaine Vilar Madruga, una de las autoras revelación del 2023.

'Fortuna', Hernán Díaz

Babelia 27/05/23 Libreros

Hay una frase, en la tercera de las cuatro novelas que componen Fortuna, de Hernán Díaz, que podría ser la clave de lectura de esta historia que se vuelve sobre sí misma para mentirse y desmentirse y armarse y desarmarse hasta colapsar en el fraseo anoréxico que articula, en su diario personal, una mujer que agoniza. La frase está en boca del magnate Andrew Bevel y dice: “Mi trabajo consiste en tener razón. Siempre. Si alguna vez me equivoco, debo usar todos mis medios y recursos para torcer la realidad y alinearla con mi equivocación para que deje de ser una equivocación”.

Se asegura que Fortuna, premiada con el Pulitzer en 2023, es un libro sobre el capital, sobre la reproducción enloquecida del dinero, sobre el mundo de las finanzas de los años veinte y treinta del siglo XX en Nueva York. Lo es -y asusta pensar todo lo que su autor, argentino criado en Suecia, residente de Brooklyn desde hace 25 años, debió aprender para narrar (en inglés, lengua que eligió como escritor) el mundo financiero y las inentendibles tramas de la Bolsa-, pero también es una novela sobre eso que llamamos realidad, puesto aquí en cuestión como algo inatrapable y digno de sospecha. Fortuna es un sistema de cajas dentro de cajas, cuatro novelas que se refutan una a la otra y que terminan en un loop desconcertante: ¿cuál de los cuatro libros miente menos, alguno de ellos no miente? Preguntas que, a su vez, se derrumban ante la evidencia de que lo que se está leyendo es ficción.

Es un libro sobre el capital pero también es una novela sobre eso que llamamos “realidad”, puesto aquí en cuestión como algo inatrapable y digno de sospecha”

El primero de los libros es Obligaciones, firmado por Harold Vanner, y cuenta la historia de Benjamin Rask, un hombre de fortuna casado con Helen Brevoort, descendiente de una familia venida a menos. Rask es una máquina de multiplicar dinero en una ruleta rusa que nunca lo lastima, pero ese éxito termina por transformarlo casi en paria cuando la prensa lo señala como responsable del crash de 1929.

El segundo libro, Mi vida, de Andrew Bevel, devela que Bevel es el magnate sobre el cual está basado Benjamin Rask, el personaje ficcionalizado por Vanner, y consiste en el intento de Bevel de negar ese primer libro. Escrito con una voz menos “profesional” que el anterior, está recorrido por frases cortas como “Despedida de amigos. Breve crónica de viaje”, recordatorios que el autor se deja a sí mismo y que le dan al conjunto, por ese efecto de espiar en bambalinas, un fuerte carácter de verdad. Aquí Bevel habla largamente de Mildred, su mujer, alter ego de la Helen Brevoort de la primera novela y cuya salud, como la de Helen, se desliza por una ladera de deterioro.

El tercer libro es Recuerdos de unas memorias, y está firmado por Ida Partenza. Es un malabar riesgoso que para Díaz no tiene costo alguno, puesto que apoyar la narración en una voz femenina no le causa más problema que dejar un vaso de agua sobre la mesa: la voz de Ida -al momento de escribir tiene 70 años y recuerda su trabajo como ghost writer de Bevel, que la ha contratado para escribir su biografía- es recatada pero firme, verosímil, y demuestra que la narración por momentos bonachona y enamorada del Andrew Bevel del segundo libro no se corresponde con el hombre poderoso y descarnado con quien ella conversa.

El último tramo, Futuros, es un diario escrito por Mildred Bevel, la mujer de Andrew Bevel. Cincelado en una prosa de mandíbula apretada, contiene mordiscones como la frase “No es que esté cansada de él. Es que estoy cansada de la persona en que me convierto cuando estoy con él”, y deja caer la última de las máscaras. Pero entonces la duda vuelve: ¿cuál de todos es el narrador confiable?

Si Fortuna está repleta de momentos ecualizados con el volumen al máximo, en Recuerdos de unas memorias alcanza picos aterradores con elementos banales: la revisión del archivo de la Biblioteca Pública de Nueva York, unos papeles arrojados en un cesto. Pero el más aterrador es la traición de un hombre a su hija. Es una traición magna y la hija, Ida, escribe: “Lo único que sabía, lo único que sentía, lo único que me importaba, era que ya no me protegía”.

Aunque su padre sigue vivo, ella se ha quedado huérfana. El dispositivo del libro produce el mismo efecto en el lector: primero se gana su confianza y luego la destruye. Díaz tuerce y alinea la realidad de la novela a su antojo, y el lector queda a cada paso más vacío de certezas, más a la intemperie, más huérfano, más abandonado. Por Leila Guerriero

'El retrato de casada', Maggie O'Farrell

Portada de 'El retrato de casada', de Maggie O'Farrell. EDITORIAL LIBROS DEL ASTEROIDE

Los amantes de la literatura podemos volvernos locos buscando explicaciones a los libros del momento cuando, de repente, llega el milagro. Estábamos hablando de autoficción, de narrativa del yo, de maternidad, transfobia y nuevas masculinidades cuando llegó Maggie O’Farrell y pronunció su particular veni, vidi, vici. Vine, vi y vencí. Como hizo con Hamnet, El retrato de casada no encaja exactamente en las corrientes y lo que propone es un salto con pértiga hacia el pasado para ponernos en bandeja un alma perdida. Hablamos de Lucrecia de Medici, aristócrata casada a los 13 y muerta a los 16. La norirlandesa de 51 años nos sumerge con tal intimismo en un chispazo concreto de la historia que la corriente eléctrica es para el lector. Brillante túnel del tiempo y de su recreación. Por Berna González Harbour

'Castillos de fuego', Ignacio Martínez de Pisón

Portada del libro 'Castillos de fuego', de Ignacio Martínez de Pisón. EDITORIAL SEIX BARRAL

Las guerras no siempre se acaban cuando terminan las batallas. La monumental novela de Ignacio Martínez de Pisón -monumental por su ambición, por sus 700 páginas, por la multitud de personajes, situaciones y escenarios y por la capacidad que tiene para engullir al lector- muestra una posguerra tan cruel y violenta como la Guerra Civil, marcada por el miedo, pero también por la voluntad de supervivencia. Mezclando personajes reales e imaginados, Pisón recorre cada rincón de Madrid entre los años 1939 y 1945, una ciudad barrida por la muerte y el hambre, por la injusticia y la sospecha. El autor explica cómo cuatro décadas de dictadura se cimentaron en aquellos años de terror, traiciones y miseria. Ni las guerras terminan cuando dicen los historiadores, ni esta novela de Pisón se acaba cuando el lector alcanza la última página. Por Guillermo Altares

'Maniac', Benjamín Labatut

Portada de 'Maniac', de Benjamín Labatut. EDITORIAL ANAGRAMA

Podría parecer una anécdota, pero la derrota que sufrió el campeón de Go Fan Hui en 2016 transformó el destino de la humanidad. Originado en China, este juego de tablero milenario mide la capacidad de estrategia a unos niveles estratosféricos, dado el número de posibilidades que se abren con cada ficha en movimiento. Si aquel enfrentamiento se volvió leyenda fue porque no resultó vencedor un hombre, sino una máquina: la inteligencia artificial AlphaGo. Lo que ocurrió en el trayecto que desem­boca en esa partida es una historia de genio y locura, doble faz del conocimiento científico que crea mundos y los destruye. La protagonizan mentes al borde de lo inconmensurable como la del matemático John von Neumann, cuyas aspiraciones, logros y fracasos se recrean por medio del coro de voces de sus allegados en esta trepidante y trascendente novela basada en hechos reales. Por Silvia Hernando

'Diarios. A ratos perdidos 5 y 6, Rafael Chirbes

Portada de 'Diarios. A ratos perdidos 5 y 6', de Rafael Chirbes. EDITORIAL ANAGRAMA

La tercera y última entrega de los Diarios de Rafael Chirbes mantiene las líneas de fuerza que caracterizan las entregas anteriores: su desgarro íntimo y su experiencia como lector de toda aquella literatura -clásica, contemporánea, española, universal- que está a su alcance. Ambos rasgos cobran una intensidad mayúscu­la en esta última entrega, a la que se añade una conciencia tan clara como trágica del fin. Eso hace que la soledad existencial del autor, expresada de mil maneras distintas, ”mi vida es eso, que no tengo nada”, adquiera una dimensión creciente. Su diario, iniciado como una expansión de su escritura, se convierte en su único interlocutor, al que vuelca su manera de entender la vida, el deseo de comprenderla y de dolerse por ella. Por Anna Caballé

'Libre', Lea Ypi

Babelia 27/05/23 Libreros

¿Qué ocurre si al crecer en la Albania autócrata de los ochenta te hicieron creer que el capitalismo y el comunismo soviético eran tus enemigos porque el único país libre de verdad en un mundo hostil era el tuyo? ¿Y si a los 12 años, cuando cae el estalinismo, descubres que toda tu familia te había estado mintiendo por tu bien? ¿Qué será verdad en un mundo en el que nada era lo que parecía en realidad? Explotando cualquier burbuja posible, un merecido fenómeno del año son las adictivas memorias de esta profesora de la London School of Economics. No sorprende que a Lea Ypi se la haya recomendado en las tribunas culturales, en podcasts, en newsletters y en conversaciones de bar. Imprescindible. Por Noelia Ramírez

'La mala costumbre', Alana S. Portero

Babelia 20/06/23 Libros

Algunos libros condensan lo mejor de su tiempo: encauzan sus tendencias más fértiles con una vía más profunda, una tradición de los parias y relegados de la literatura. Así es La mala costumbre, y este puede ser el secreto de su apabullante éxito. La protagonista, encerrada en el cuerpo de un hombre, narra momentos clave de su formación. La infancia en el proletario y yonqui barrio madrileño de San Blas en los ochenta, los noventa en Chueca, los malditos dos mil siendo una sombra de sí misma. La prosa de Alana S. Portero tiene la fuerza de la poesía aérea y plebeya de (digamos) Rimbaud o Genet. Y una limpieza de mirada incomparable: inteligencia alérgica al cliché. Por muchos motivos, una novela emocionante. Por Carlos Pardo

'No te veré morir', Antonio Muñoz Molina

Portada de 'No te veré morir', de Antonio Muñoz Molina. EDITORIAL SEIX BARRAL

Una novela sutil de perspectivas cruzadas en la que el amor aparece como punto ciego que oculta (¡pero el lector está obligado a verlo!) la crueldad incomprensiva de un lado (el de Gabriel Aresti) y la fe vulnerada y aun así inmarchitable de otro (el de Adriana Zuber). Aquí nadie entiende a nadie y quien todo lo ha conquistado cree poder adueñarse del pasado, mientras quien todo lo ha perdido ni siquiera tiene derecho a la compasión. Un Antonio Muñoz Molina concentrado e intenso que dinamita la fachada dulce de una historia de amor y deja al descubierto sus tripas de deslealtad e inmisericordia. Una obra escrita con admirable destreza formal y con la tensión y la sinuosidad de la mejor literatura. Por Domingo Ródenas de Moya

Elaine Vilar, El cielo de la selva

Portada de 'El cielo de la selva', de Elaine Vilar Madruga. EDITORIAL LAVA

El planteamiento de El cielo de la selva, de Elaine Vilar Madruga (La Habana, 1989) tiene trazos de cuento de gótico caribeño, con un pie en un retrato realista y cruento de los márgenes de una sociedad violenta y pobre y el otro pie en un imaginario fantástico terrorífico. Muy pocas veces rompe Vilar ese equilibrio tan difícil de conseguir, nunca se decanta para un mundo u otro y eso es un hallazgo que salva la novela de ser otra novela más llegada del continente americano que escribe en español. Bien escrita y estructurada, interpela al lector con un lenguaje que muta sin volantazos de inmisericorde a lírico. Diálogos que funcionan, pesadillas, el mundo de muertos vivos, la maternidad en un mismo círculo de crimen y generosidad. Por Carlos Zanón

'Lecciones', Ian McEwan

Portada de 'Lecciones', de Ian McEwan. EDITORIAL ANAGRAMA

“Primero sentimos, luego caemos”, dice la frase de Joyce con la que Ian McEwan abre esta novela titulada con cierta acidez. Más que lecciones de vida lo que McEwan nos cuenta en ella son las edades de su protagonista, Roland Baines -con el que el autor comparte características biográficas- hilvanándolas con acontecimientos históricos que le sirven para mostrarnos literariamente cómo opera la memoria. Se trata de la historia del Reino Unido y de Europa a caballo entre dos siglos y la de un niño enviado a un internado donde tendrá una relación abusiva con su profesora de piano. Ese abuso -que tardará en dimensionar- y el abandono de su esposa sobrevuelan una vida trenzada con las fuerzas externas que nos atraviesan, aunque a veces no reparemos en ello. Por Máriam Martínez-Bascuñán

Artículo publicado el 15 de diciembre de 2023 en Babelia, de PRISA MEDIA. Lea el contenido completo aquí. Revista Mundo Diners reproduce este contenido con autorización de PRISA MEDIA.

Etiquetas:

Autor

Acerca de Jordi Amat

Filólogo y escritor. Ha estudiado la reconstrucción de la cultura democrática catalana y española. Sus últimos libros son la novela 'El hijo del chófer' y la biografía 'Vencer el miedo. Vida de Gabriel Ferrater' (Tusquets). Ejerce la crítica literaria en 'Babelia' y coordina 'Quadern', el suplemento cultural de la edición catalana de EL PAÍS.
SUS ARTÍCULOS