‘Temporada de huracanes’, de Fernanda Melchor

Random House, 2018

La mexicana Fernanda Melchor se destaca como una joven promesa latinoamericana. Esta nueva novela la ratifica: sus 222 páginas no dan tregua por el lenguaje brutal elegido como materia prima; solo la violencia verbal podía contar esta historia ambientada en un pequeño pueblo del México profundo, donde hace mucho calor, como en Comala, y donde el destino de las muchachitas y los muchachos es la humillación, el abandono y el hambre.

Las drogas de peor calidad y el sexo precoz, a la fuerza o comprado, son los atajos para hallar cierta dicha.

Asentada a un tiempo en un mito popular y en un trabajo de investigación sobre la violencia política y criminal, la novela de Melchor hará que el lector se sienta vapuleado por los golpes de las palabras, como patadas en el estómago. La autora ha elegido con maestría el método para herir al lector y para cautivarlo de modo irremediable.

El tráfico carnal, el placer cargado de pecado, los usos del poder, las prácticas homosexuales, la fantasía de la droga, el trato a las mujeres y el miedo son algunos de los problemas que atraviesan la trama, donde toda moralina ha desaparecido.

Fernanda Melchor

La ambigüedad del gozo, la pasión con la que se ama y con la que se mata, los tabúes sagrados, la energía sexual: todo se consuma por obra de la muerte y el mal. 

No de otro lugar del mundo, sino de México, sus asesinados, quemados, mutilados, torturados y desaparecidos viene esta Temporada de huracanes

Una estrella lejana brilla, anuncia el sepulturero a los muertos en la última página: “Para allá tienen que irse, para allá está la salida de este agujero”.

(Cecilia Velasco)

Te podría interesar:

‘Ya nadie llora por mí’ de Sergio Ramírez

Etiquetas:

Artículos relacionados de libre acceso

Comparte este artículo
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Otros artículos de la edición impresa

Recibe contenido exclusivo de Revista Mundo Diners en tu correo