Las pinceladas surrealistas de Anthony Hopkins

Sir Anthony Hopkins (Gales, 1937) es sin duda alguna uno de los mejores actores aún vivos de todos los tiempos. El famoso artista británico abrió su perfil de Instagram en octubre de 2016. Lo primero que publicó fue un video, que ofrece una íntima mirada a su trabajo artístico como pintor.

Su esposa, la comerciante de arte Stella Arroyave, lo empujó a dedicarse desde 2005 inicialmente al dibujo, tras hojear numerosos guiones de sus antiguas películas guardadas en casa.

Las pinturas del famoso protagonista de ‘El Silencio de los Inocentes’ (1991) muestran variadas tendencias, desde paisajes estadounidenses tradicionales hasta imágenes mucho más oscuras y chillonas.

Anthony Hopkins
Anthony Hopkins llega al estreno ‘The Rite’ en el Teatro Chino de Grauman el 26 de enero de 2011 en Los Ángeles. Foto: Shutterstock

Colores vivos, rostros humanos bañados en surrealismo y grandes ojos se mezclan entre elementos abstractos.

Anthony Hopkins dice que le gustaba dibujar cuando era niño, pero que nunca desarrolló esas habilidades. Pinta de memoria y es una terapia para dejar fluir sus manos como niño, con el uso de óleos, acrílicos, pinceles o marcadores.

Hoy tiene 84 años de edad. Tras protagonizar otras grandes películas como Nixon (1995), ‘El Hombre lobo’ (2010) y obtener su nominación al Oscar en la categoría ‘Mejor actor de reparto’ por ‘Los dos Papas’ (2019), se mantiene muy activo en su canal de Instagram. Por un lado, mostrando sus obras de arte.

Su atracción por el poder visual del color amarillo es evidente en su arte, donde a menudo es un color dominante. En particular, le gusta combinar amarillos intensos con rojos profundos.

Una de sus exposiciones más destacadas se realizó en diciembre de 2016, dentro del Bellagio y el casino-resort MGM Grand de Las Vegas, Estados Unidos. Sus obras se vendieron en valores que oscilaron entre los $4 mil y $80 mil.

Obras de Anthony Hopkins

En el siguiente video, Hopkins reitera que pinta sin buscar significados en lo que plasma en lienzos, de forma rápida y sin pensar. Se deja fluir. El estado de California (Malibu, donde tiene su estudio de arte) le influyó mucho en su arte.

“La cara no es importante. Son los ojos la parte más inquietante del alma. Es muy primitivo. Es arte infantil. Tiene que ser infantil porque yo soy un niño (…) antes me tomaba muy en serio, pero ahora ya no. Me permito deleitarme con la naturaleza estimulante de la vida”, dice (active subtítulos)

Anthony Hopkins siempre repite que una de sus primeras pasiones artísticas en la vida fue la pintura, mucho antes que la actuación.

“Cuando pinto, lo hago libremente sin ansiedad con respecto a las opiniones externas como las críticas. Lo hago por puro placer”.

A su considerable edad, se mantiene honesto (y bailando mucho, como muestra en sus graciosos videos de Instagram). Es un inconmensurable genio creativo que también, toca muy bien el piano. En su página web oficial se puede apreciar su galería virtual.

Te podría interesar:

Sylvester Stallone: Rocky, Rambo y prolífico pintor



Etiquetas:

Artículos relacionados de libre acceso

Comparte este artículo
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Otros artículos de la edición impresa

Recibe contenido exclusivo de Revista Mundo Diners en tu correo