3 exquisitos quesos franceses que debes probar
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

3 exquisitos quesos franceses que debes probar

¿Alguna vez has probado un nuevo queso y descubriste que no tienes palabras para describir lo bueno que es? Revista Mundo Diners se tomó la libertad de escoger tres ricos productos de Quesos de Europa.

La tarea fue difícil. Tómalo como una guía corta para disfrutar de estas joyas francesas gastronómicas, que se pueden conseguir en diversas cadenas de supermercados.

Quesos
Foto: Víctor Vergara

Para el chef ecuatoriano Felipe Rivadeneira (Riobamba 23 junio, 1982) a cada queso le caracteriza su corteza, con un interior perfumado que para cada comensal sería una experiencia diferente.

Queso Camembert


Proviene de la región de Normandía. Se produce en una sola pieza redonda, de unos 250gr. Su corteza es blanca, firme y con un interior cremosos, flexible y suave. Su centro es de color amarillo pajizo, flexible, brillante y con pequeños agujeros. 

Puede recordar a tierra húmeda, setas y hierba fresca. Posee un sabor intenso. Se puede consumir fresco, en salsas, horneado o frito.

“El aroma a bosque húmedo, una textura mantequillosa. Camembert es como irte el Parque Nacional Cajas”, cuenta Rivadeneira.

Queso Azul (Bleu d’Auvergne)


Es uno de los quesos azules más famosos del Massif Cnetral, región en el centro de Francia. Su producción se da mayormente en el Puy de Dome y cantal, pero también se extiende en otros lugares como Aveyron, Correze, Haute-Loire, Lot y Lozere.

El añejamiento de este queso toma unas cuatro semanas en bodegas húmedas y frescas, lo cual es un período relativamente corto para quesos azules.

Tiene una corteza delgada, húmeda, amarillenta y con marcas blancas. Su pasta es húmeda y brillante, con manchas que van de tonos grises a verdes, que se desarrollan en forma de cavidades, debido a la acción del hongo Penicillium Roqueforti.

“Tiene la parte fuerte del hongo y moho, con la sutileza del Camembert”, señala Rivadeneira.

Queso Brie


Este queso tiene una cubierta enmohecida. El queso brie ha sido históricamente muy apreciado por la sociedad francesa y forma parte de la historia desde el siglo XIII durante las monarquías francesas, como lo reseña historiagastronomia.blogia.com

Este producto está hecho de leche cruda de vaca, con un 45% a 60% de grasa. Tiene una corteza blanca con manchas beige a amarillo profundo y tiene una pequeña capa gris debajo. Tiene un característico sabor a mantequilla, con acabado salado. Para algunos, tiene un toque afrutado y con notas a nueces y almendras tostadas.

Por Víctor Vergara

Te podría interesar:

Etiquetas:

Artículos relacionados de libre acceso

Comparte este artículo
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Otros artículos de la edición impresa

Recibe contenido exclusivo de Revista Mundo Diners en tu correo