Mi pequeño Pony
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Mi pequeño Pony

Por Juan Fernando Andrade
Edición 456 – mayo 2020.

Ciertos cinéfilos de carrera recomiendan ir al cine sin saber nada de la cinta que se va a ver. Ciertos lectores de carrera aseguran no recordar ni la trama ni los personajes de sus novelas favoritas. Y ahora que todos nos hemos convertido en espectadores en serie y en serio, nuestro editor adjunto nos introduce a su serie favorita sin dar mayores detalles. Mejor así.

… se le dice a algo experimental cuando el experimento salió mal.

William S. Burroughs

La primera vez que me drogué fue como si un ángel me besara.

Maximiliano Karma

1. INT. APARTAMENTO / COCINA – ANOCHECER

JF (38), DD (38) y LD (37) sentados a una mesa Pycca. Las hijas de DD y LD (entre cuatro y seis años) jugando en la sala: escuchamos sus voces, pero no distinguimos sus palabras. Sobre la mesa, entre varias otras cosas, hay un funda de plástico transparente, tamaño XL, llena de chifles, una tarrina de queso crema, y tres tazas humeantes: vemos la tira blanca que termina en la etiqueta de Hornimans.

DD toma un par de chifles, los unta de queso crema y se los lleva a la boca. Se cubre los labios con la mano.

DD (mientras mastica): Puta, loca, estos chifles son lo máximo, the perfect drug. Tienes que venir más, o por lo menos mandar chifles.

LD (soplando su taza): Sí, loca. ¿Sabes qué?, yo pensé que no iba a poder, o sea, volver a Manabí, vivir en Manabí, pero cada vez me gusta más, y me encanta que mis gordas estén creciendo allá. Me encanta como hablan.

DD: Te cacho full, L y yo hemos pensado en volver a Tierra Santa, pero con el camello del man es jodido.

Ambas miran a JF, la boca llena de chifles, los cachetes inflados.

LD (a JF): ¿No vas a decir nada?, acabas de regresar, ¿no nos extrañas?

JF termina de masticar, traga con dificultad, tose, y bebe un sorbo de su taza.

Puedes leer este contenido gratuito iniciando sesión o creando una cuenta por única vez. Por favor, inicia sesión o crea una cuenta para seguir leyendo.

Comparte este artículo
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más artículos de la edición actual

En este mes

Un presente violento

Por Fausto Rivera Yánez Edición 459 – agosto 2020.Fotografía: Shutterstock Las estadísticas nos dicen cómo estamos, pero no reflejan una realidad completa. En un país

En este mes

El padre Aurelio, un clásico

Por Gustavo Salazar Calle. Fotografía: El Comercio. Edición 459 – agosto 2020. Humanista. Traductor. Ensayista. Creador de la biblioteca más importante del Ecuador. Colaborador de

Columnistas

La casa nostra

Por Huilo Ruales —Mírale la cara, si parece que le han caído encima un pocotón de gallinazos —dice el Agente Uno. —O de ratas, así

BOCATA

Hiroshima y Nagasaki

Se les recuerda por el lanzamiento de dos bombas atómicas, pero también tienen otra cara que mostrar: la de hermosos sitios naturales, templos y tradiciones

También te puede interesar

Cine

Producciones Capricho

Por Ileana Matamoros Fotos: María Grazia Goya Nelson Palacios es uno de los directores más prolíficos del país. Pasa de los 50 años y vive

Entretenimiento

Jack Vettriano: quítate los tacones…

Por Juan Carlos Moya.   Al interior de las pinturas de Jack Vettriano, en sus agradables vestíbulos y recámaras, hay un amante que desea amar

Entretenimiento

Cinco minutos con Bosé

Lea el tema completo: 5 minutos con Bosé Juan Fernando Andrade tuvo la oportunidad de entrevistar a Miguel Bosé por 5 minutos. En este reportaje nos