Match Point o el crimen sin castigo.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Match Point o el crimen sin castigo.

Por Gonzalo Maldonado Albán.

Edición 449 – octubre 2019.

matchpoint

Match Point no es una comedia desternillante —como tantas películas de Woody Allen—, sino una tragedia oscura que describe a la existencia humana como la suma de hechos inconexos que ocurren al azar, sin el más mínimo propósito ni destino.

Cuenta la historia de un hombre y una mujer, dos arribistas jóvenes y guapos que buscan resolver su vida frecuentando la amistad de los Hewett, una adinerada familia londinense. Ella es Nola Rice, una actriz a la que ni su increíble belleza física puede abrirle la puerta de un escenario. Él es Chris Wilton, un tenista que debió hacerse instructor tras fracasar en el circuito profesional.

Wilton conquista fácilmente a la tímida hija de los Hewett y Nola Rice ya es la prometida de Tom, el hijo mayor de la misma familia. Así que todo parece ir bien hasta que ocurre algo que no estaba planificado: Chris y Nola se enamoran. En una escena bañada de lluvia y cuerpos ceñidos con ropa mojada, ambos sucumben a su amor prohibido, entre gemidos de placer y lamentos sobre las consecuencias futuras de aquel desliz. La escena es clave porque muestra el único momento en el que los sentimientos pueden dominar al extenista.

Porque en un mundo gobernado por el azar, el cálculo parece ser la única regla necesaria para existir. Chris calcula y decide asesinar a su amante porque no puede arriesgar la vida de comodidad y oportunidades que tendrá con los Hewett.

A diferencia de otras películas de Allen, los protagonistas de Match Point no tienen preocupaciones existenciales ni discurren obsesivamente sobre sus inseguridades o defectos. En este filme Chris Wilton trata con resolución a la Diosa Fortuna. ¿Dónde ha adquirido semejantes agallas? El hecho de haber sido tenista profesional tal vez le haya enseñado la importancia del arrojo físico. Pero hay algo más: cuando no juega al tenis, Chris lee Crimen y castigo de Dostoievski.

Allen traza un paralelismo entre su personaje y el villano Raskólnikov. Porque al igual que este, Chris Wilton mata porque cree que sus intereses son superiores a los de los demás. Pero a diferencia de Raskólnikov, el asesino de Match Point no sufre castigo alguno. No solo porque Wilton se libra de la cárcel sino porque él es incapaz de sentir remordimiento, algo que Raskólnikov sí sufrió en abundancia. Raskólnikov sufre porque quiere la redención. Wilton no sufre porque no hay nada de qué ser redimido.

Match Point no es una comedia risueña. Es, más bien, un filme profundamente nihilista que, en poco más de dos horas, nos siembra la cabeza de preguntas sobre la naturaleza de nuestra vida.

match-point

(2005)
• Dirigida por Woody Allen y protagonizada por Jonathan Rhys Meyers y Scarlett Johansson.
• Ganó cuatro Globos de Oro en 2006: a la mejor película dramática, al mejor director, a la mejor actriz de reparto y al mejor guion.
• Es considerada una de las películas  más logradas de su director.

Comparte este artículo
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más artículos de la edición actual

Columnistas

Las palabras congeladas

Milagros Aguirre Acabo de escuchar en un audio, que me ha enviado un amigo que vive lejos, una antigua leyenda que dice que en una

Columnistas

Callos o guatita. ¡He allí el dilema!

Gonzalo Dávila Trueba Las vísceras debieron llegar a la mesa cuando algún caballero francés, maltrecho y agotado pero con la certeza de que su lado

En este mes

La reivindicación de Sabato

Por Daniela Mejía Fotografía: Jaime Olivos | Cortesía Edición 456 – mayo 2020. Cada sábado, mediante visitas guiadas por su casa, dos de los descendientes

Columnistas

Falta de atención

María Fernanda Ampuero Cuando ustedes lean esto ya será el futuro. Ustedes sabrán mucho mejor que yo ahora qué pasó con este planeta, ¿pudimos parar

En este mes

Mi pequeño Pony

Por Juan Fernando AndradeEdición 456 – mayo 2020. Ciertos cinéfilos de carrera recomiendan ir al cine sin saber nada de la cinta que se va

También te puede interesar

Ana Cristina Franco

Ingenio humano.

Por Ana Cristina Franco. Ilustración: Luis Eduardo Toapanta. Edición 446 – julio 2019. A mis 33 años, entendiendo amargamente que soy parte del mundo adulto,

Ana Cristina Franco

Feminista y llorando por un imbécil

Por Ana Cristina Franco “Vivimos una infancia juntos. De modo que cuando te hice una mamada (mi primera mamada) el día en que murió mi

María Fernanda Ampuero

Tú no eres una mujer

Por María Fernanda Ampuero Mi ginecóloga se llama Carmen. Carmen se levantó, dio la vuelta a su escritorio, se sentó a mi lado y me

Columnistas

Ultramarinos.

Por Pérez Ordóñez. Ilustración: Tito Martínez. Edición 438 – noviembre 2018. “Hicimos una bella travesía del Bósforo, bajo la tormenta; hubo cabalgatas en la selva

Columnistas

Cosas de niños

  Con catorce o quince años teníamos que apuntarnos a una actividad optativa en el colegio. Las maravillosas alternativas eran mecanografía y contabilidad, manualidades o