Skip to main content

Madagascar

por Redacción Mundo Diners

Edición 458-Julio 2020

Fotografías: Shutterstock

Destino001a

Playas de aguas cristalinas, arrecifes de coral, bosques arcaicos y una fauna excepcional dan vida a la cuarta isla más grande del mundo.

Los contrastes abundan en Madagascar, ubicado en aguas del Índico y al este del continente africano con 587 295 km² de superficie y más de veintiséis millones de habitantes. Su capital es Antananarivo.

Se estima que alrededor del 70 % de su flora y fauna son endémicas, un tesoro que también sufre los estragos de la caza ilegal y la deforestación. Es uno de los países de mayor biodiversidad del mundo y también uno de los más pobres en la región africana, pues la mayoría de su población vive con menos de dos dólares al día, de acuerdo a organismos humanitarios.

[rml_read_more]

shutterstock 776920546
Lémur sifaka de Decken (Propithecus deckenii), en peligro de extinción.
shutterstock 1420219184
Gecko diurno.

Pese a los problemas sociales, es un sitio que figura en las listas de viajes extraordinarios. El Fondo Mundial para la Naturaleza precisa que “aproximadamente el 95 % de los reptiles, el 89 % de su vida vegetal y el 92 % de sus mamíferos no existen en ningún otro lugar de la Tierra”.

Uno de sus talismanes es la fauna. Lémures (indri, rufo, ratón, enano, de cola anillada, lanudo y sifaka son algunas de las especies de estos singulares primates de los cuales algunos se consideran en peligro de extinción), geckos diurnos, tortugas, camaleones, fosas (depredador dominante), ranas del género Mantella, insectos y aves son parte de un universo animal único.

En cuanto a la flora, alberga doce mil especies de plantas, de las cuales entre el 70 % y 80 % son endémicas. Además de notables reservas coralinas y un millar de especies de orquídeas, entre ellas la Angraecum sesquipedale (también llamada Estrella de Belén, orquídea de Darwin o de Navidad), es uno de los lugares privilegiados para apreciar los legendarios baobabs africanos (posee seis de las nueve especies existentes).

shutterstock 627221858
Baobabs.
shutterstock 1209038695
Orquídea Angraecum sesquipedale.

“Las extraordinarias fauna y flora de la isla se combinan con paisajes épicos de una diversidad increíble: cañones calcáreos, karsts graníticos, colinas fértiles sembradas de arrozales en terraza, bosques de todo tipo y un suelo rico en laterita que ha dado al país su sobrenombre de Isla Roja. Y con cinco mil kilómetros de costa, el mar nunca está lejos. Un destino único para quien busque aventura”, destaca la conocida plataforma de viajes Lonely Planet.

Patrimonios mundiales (Unesco)

La colina real de Ambohimanga tiene connotación histórica y religiosa. Una ciudadela y una necrópolis conforman el núcleo de este lugar sagrado al que acuden los malgaches desde hace cinco siglos.

shutterstock 740666857
Reserva Tsingy de Bemaraha.

Los bosques lluviosos de Atsinanana cobijan seis parques nacionales. Este ecosistema, esencial para procesos biológicos y ecológicos de la biodiversidad, es uno de los sitios naturales en peligro a nivel mundial.

La reserva natural Tsingy de Bemaraha es un paraje único por increíbles formaciones geológicas de afilados pináculos calcáreos y mesetas ondulantes que reciben el nombre de “bosques de piedra”.

Etiquetas: