Skip to main content

La luz y las sombras de las estrellas Michelin

por Santiago Rosero

Gastronomía Michelin
Fotografía: Shutterstock.

Las preseas más afamadas de la gastronomía internacional son una ambición para muchos cocineros. Su otorgamiento significa un gran impulso a nivel económico, pero también pueden ser una condena.

En el año 1900 los hermanos franceses André y Édouard Michelin, empresarios dedicados a la fabricación de neumáticos, crearon la Guía Michelin, al darse cuenta de que había un creciente número de personas que poseía vehículos y empezaba a realizar viajes dentro del país. Se trataba de una guía con mapas de varias ciudades de Francia e información sobre mecánicos, servicios médicos y otros datos útiles, que se regalaba a los compradores de neumáticos.

A partir de 1920 la guía se empezó a vender y se incluyeron recomendaciones de restaurantes con comentarios sobre su calidad. Así inició el trabajo de los inspectores que determinan el nivel de los establecimientos. En 1926 se comenzó a asignar una estrella a los más destacados, y en 1931 se implantó el famoso sistema de una, dos y tres estrellas.

Has llegado al límite de artículos gratis para este mes.
¡Lee sin límites! HAZTE PREMIUM o Iniciar sesión

Etiquetas:

Imagen de perfil

Acerca de Santiago Rosero

Periodista y chef. Autor del libro de crónicas El fotógrafo de las tinieblas, y Amasar. Como cocinero ha trabajado en Nueva York y París. Es fundador de los proyectos Idónea - Rescate de alimentos, y Fermento - Laboratorio Cultural y Gastronómico.
SUS ARTÍCULOS