Skip to main content

Llegué último en un Ironman

por David Landeta

Advertencia: Este texto está basado 90 % en hechos que recuerdo y del otro 10 % debo decir que la memoria también se deshidrata, se acalambra y se contractura. Si usted decide participar en un Ironman no olvide entrenar, hágale caso a su entrenador, descanse, aliméntese bien y tome mucha agüita.

ironman
Ilustración: Diego Corrales

Solo faltaban diez metros para la meta; después de masacrar a mi cuerpo 112 kilómetros, durante más de siete horas, esa distancia ya no era nada. Pero ahí estaba, tumbado en el piso, sin poderme levantar por los calambres, gritando que me dejen terminar la competencia mientras mi entrenador peleaba con un paramédico de la Cruz Roja. En 2021 llegué último en el Ironman 70.3 de Manta y esta es mi historia.

Si nunca ha oído sobre un Ironman 70.3, se resume así: 1,9 km nadando en el mar, 90 km sobre la bicicleta y 21 km corriendo, en total 113,9 km de esfuerzo sudor y mucho, mucho sufrimiento.

Has llegado al límite de artículos gratis para este mes.
¡Lee sin límites! HAZTE PREMIUM o Iniciar sesión

Etiquetas: