Skip to main content

La torre de Babel

por Alfonso Reece Dousdebés

Autora de la novela Torre de Babel
Fotografía: Alamy Photo Stock.

“Es evidente que hablamos de una novela profunda, señoría. No es una novela agradable, pero tampoco trivial”, dice uno de los personajes sobre una novela inserta en el texto principal. Lo mismo se puede decir de esta obra de la inglesa Antonia Susan Drabble conocida con el nombre de pluma A. S. Byatt.

No es exactamente desagradable; es un texto denso, condición a lo mejor requerida por el nivel del planteamiento, pero cuesta avanzar en pasajes con largas disquisiciones sobre políticas educativas, biología de los caracoles y otros temas cuya pertinencia no queda clara. Por lo demás, cuando la autora deja fluir la narración, la lectura se hace llevadera, no faltan eventos intensos y situaciones vibrantes resueltas con el mejor oficio novelístico.

En absoluta libertad

Libro Torre de Babel

La Torre de Babel, de A. S. Byatt, describe la creación y el funcionamiento de una hermética comunidad que intenta vivir en absoluta libertad, sobre todo sexual.

La historia trata de una joven doctora en Literatura, casada con un empresario noble con quien tiene un hijo. Viven en una mansión campestre en compañía de familiares y fieles sirvientes del hombre. Ella se aburre en ese papel y se dedica a leer. Este estado de cosas entra en crisis con la visita inesperada de algunos compañeros de universidad de Frederica, que así se llama la pelirroja protagonista.

De pronto somos llevados a la Edad Media o a alguna otra época pasada. Se describe la creación y el funcionamiento de una hermética comunidad que intenta vivir en absoluta libertad, sobre todo sexual. Hay en esta creación mucho de los sueños del marqués de Sade y de las ensoñaciones del utopista francés Charles Fourier. Los dos relatos se desarrollan en secciones alternativas y tarde comprenderemos dónde se interceptan las disímiles narraciones.

Sexo de los años sesenta

A. S. Byatt es famosa por su colosal erudición que, exhibida con frecuencia, en algún punto puede fastidiar pero que, en general, enriquece el texto, volviéndolo interesante e ilustrativo. Al fin y al cabo, la protagonista es una profesional de la literatura y este arte es la materia de la trama. Es pues una novela literaria o de libros, como se las llama, que en las últimas décadas han proliferado; los escritores se sienten cómodos en esta temática que conocen y que les permite abordajes privilegiados de la ficción.

Hay más de un personaje principal inverosímil, pero a lo mejor es un recurso intencionado. Frederica no es particularmente simpática y su conducta sexual puede chocar, como chocan frecuentes escenas sexuales, desenfadadamente detalladas, con abundantes descripciones de genitales masculinos... cosas de los tiempos. Pero mucho nos explica que la acción ocurre en los primeros años sesenta del siglo pasado. La profunda transformación que se dio en esa época es el marco de la historia; más aún, es la determinante que atraviesa la vida de los protagonistas alterando sus destinos. Este factor sociológico nos lleva a decir que es una “agradable novela profunda”.

Etiquetas:

Imagen de perfil

Acerca de Alfonso Reece Dousdebés

(Cotocollao, 1955) Escritor y periodista ecuatoriano. Ha publicado cuatro novelas (última: Los montoneros de Dios, 2018). Columnista de El Universo.
SUS ARTÍCULOS