Skip to main content

Mundo Diners al día

‘Las indignas’: herederas de la Tierra

por Abril Altamirano

Bazterrica1
La escritora argentina Agustina Bazterrica es la autora de la novela 'Las indignas'.

La nueva novela de la escritora argentina Agustina Bazterrica está ambientada en un mundo donde la religión se impone como único medio de salvación e interacción con la vida. Un grupo de mujeres ‘indignas’ protagonizan la lucha por la liberación. 

Agua de río convertida en veneno mortal, un viento asfixiante y bosques con árboles metálicos. Este paisaje desolado está a unos pasos de un oasis oculto tras los muros que resguarda a la Hermandad Sagrada, un claustro habitado por mujeres que se entregan a la fe para purificarse de la inmundicia que ha plagado la Tierra.

Este es el mundo en el que se desarrolla ‘Las indignas’, tercera novela de Agustina Bazterrica (Buenos Aires, 1974); y se cuenta desde la mirada de una sobreviviente que escribe la historia de la Hermandad Sagrada de forma clandestina. Escribe con carbón, pigmento vegetal y hasta con sangre, en hojas que oculta entre las tablas del suelo o los pliegues de su túnica. 

Escribe sobre la temible Hermana Superior, autoridad responsable de decidir a quién se salva y a quién se condena. Por encima de ella, solo está Él. Una voz sin rostro que amenaza, intimida y desprecia la impureza de las ‘indignas’, mujeres que han llegado al borde de la muerte a la casa de la Hermandad en busca de auxilio. 

En esta historia la escritura aparece como un acto de rebeldía en un mundo donde cualquier vínculo con el pasado está prohibido. Para pertenecer a la Hermandad, las ‘indignas’ deben despojarse de su nombre, renunciar a sus creencias y adoptar un nuevo lenguaje. 

Sobrevivir requiere de una ruptura con el pasado, que tiene como consecuencia el olvido de afectos y personas. Pero la mujer que escribe a escondidas en su celda se resiste a olvidar.  

las indignas

Las 'indignas'

El universo narrativo de ‘Las indignas’, publicada con Alfaguara en 2023, se asienta sobre una distopía que cada vez se siente menos ajena. La novela se desarrolla en un futuro donde las aves y las luciérnagas serán un mito, conservado solo en los cuentos y la memoria. 

La última generación de sobrevivientes al caos ambiental no irá a la escuela, no conocerá los libros. La gran guerra final será por la escasez del agua y no habrá aliados ni enemigos, “solo personas intentando sobrevivir”. 

Una vertiente fascinante de la literatura fantástica es aquella que explora lo posible; aquello que todavía no es parte de la realidad, pero podría llegar a suceder. La crisis ambiental que vivimos -y la indiferencia con que la estamos afrontando- ha sido el detonante para que las narrativas de horror y ciencia ficción de nuestro tiempo nos enfrenten a escenarios catastróficos, en donde las dinámicas de poder y la desigualdad se acentúan. 

Lo que pone a la escritura de Bazterrica entre las más inquietantes de la narrativa latinoamericana actual es su manera de situarnos frente a escenarios distópicos que nos resultan terribles tanto como familiares. 

Ya en ‘Cadáver exquisito’ -novela ganadora del Premio Clarín Alfaguara de Novela en 2017- conquistó a los amantes del terror con un retrato incómodo de la explotación ganadera. Con esta obra, revela la insensibilización que se instala en nuestras vidas al formar parte de este sistema. 

En ‘Las indignas’, Bazterrica toma elementos reconocibles de la doctrina religiosa -el encierro, la condena del placer, el castigo y la adoración a un único “Dios verdadero”-, así como la dinámica patriarcal en que esta se asienta, y lo sitúa en una situación extrema: o creer o morir en la aridez del mundo de fuera: “Sin fe, no hay amparo”. Con esta premisa, construye el universo de un grupo de mujeres que someten y se dejan someter con la esperanza de salvarse de la devastación.  

‘Las indignas’ plantea una visión infernal del futuro: la soberanía de la crueldad y el individualismo. Solo a través de la desobediencia, la protagonista logra intuir la verdad oculta detrás de la imposición. 

En su diario secreto la narradora se cuestiona, duda, recuerda, tacha y se contradice en su intento desesperado por volver a sentirse humana, por volver a pertenecerse. Así como las criadas de Margaret Atwood, las ‘indignas’ de Bazterrica se debaten entre el instinto de supervivencia -que las paraliza en su realidad- y el deseo de experimentar la vida en su mayor intensidad, con todo el dolor y la belleza que implica. 

El declive de la fe

La novela habla de esa educación religiosa que nos ha inculcado que el dolor, el sacrificio, es la única forma de purificación para merecer la comunión con la divinidad. La fe implica la entrega absoluta del ser a una verdad inconsistente, sesgada, pero que no se puede refutar: “cuestionar implica vivir en el desierto. ¿En un cielo sin dios?”, escribe la narradora y enseguida tacha su atrevimiento.  

Bazterrica lleva al extremo el mecanismo siniestro mediante el cual la búsqueda interior, inherente al ser humano, es utilizada por los grupos de poder como forma de explotación. 

La monetización de las creencias y prácticas espirituales, así como la expansión de gobiernos y emporios económicos de ultraderecha, son, en nuestro contexto, formas en las que estos grupos se aprovechan del miedo, la incertidumbre y la necesidad de pertenencia para manipular, esclavizar y segregar.  

Así también, construye en el fondo de la narración un escenario que muestra las posibles consecuencias de problemáticas que son parte de nuestro presente. La inteligencia artificial y el capitalismo verde aparecen como vestigios de una humanidad descarriada que, en su egoísmo, no encontró la forma de salvarse. 

En medio de la oscuridad, el impulso vital de las ‘indignas’ las lleva a buscar la luz. Bazterrica nos deja en claro que el amor no puede salvarnos de ser arrastradas por esa corriente. La protagonista, a pesar de amar, traiciona y hiere para salvarse. Pero conforme se entrega a verter el miedo y el dolor en la escritura, comprende que solo el mirar más allá del beneficio propio, solo el abrirnos a sentir al otro, puede encender la llama para cuestionar y desmantelar las estructuras represivas. 

Su trayectoria

  • Bazterrica nació en Buenos Aires, en 1974. Es licenciada en Artes (UBA) y gestora cultural.
  • Publicó los libros de cuentos 'Antes del encuentro feroz' y 'Diescinueve garras y un pájaro oscuro'; y las novelas 'Matar a la niña' y 'Cadáver Exquisito'.
  • 'Cadáver Exquisito' fue traducida a más de 25 idiomas y publicada por las editoriales más prestigiosas de Finlandia, Francia, Alemania, Inglaterra y USA. 

Etiquetas:

Imagen de perfil

Acerca de Abril Altamirano

(Quito-1994) Periodista cultural, escritora y editora. Ganadora de la beca Mary Wollstonecraft Shelley (Horror Writers Association, 2020). Miembro del Consejo Editorial de la revista Elipsis.ec.
SUS ARTÍCULOS