Skip to main content

La sociedad de los poetas muertos: 25 años del maestro Keating

por admin

Por Daniela Merino Traversari

“Fui a los bosques porque quería vivir deliberadamente. Quería vivir profundamente y extraer toda la médula de la vida. Dejar de lado todo lo que no fuera la vida, para no descubrir en el momento de la muerte, que no había vivido”, con estas palabras del poeta David Henry Thoreau, Neil Perry (Robert Sean Leonard) abre la primera reunión clandestina de La sociedad de los poetas muertos. El año: 1959. Son todos estudiantes de la aristocrática y conservadora Academia Welton en Vermont. Son jóvenes. Son terriblemente apasionados. Y ha sido su maestro de literatura, John Keating (Robin Williams) el autor de esta pasión, quien ha despertado en ellos un voraz apetito por la literatura, pero sobre todo por el arte de vivir. Su fórmula: unos métodos educativos muy poco ortodoxos. Este año se cumplen 25 años de La sociedad de los poetas muertos, esta maravillosa película que supo dejarme múltiples huellas en todas las esquinas de mi alma. Las bodas de plata de esta cinta me han recordado lo importante que es tener un buen maestro, uno de verdad, uno que se juegue por nosotros y que nos enseñe con su propia manera de vivir lo que significa la vida y no a través de estructuras, tradiciones o convenciones sociales.

Has llegado al límite de artículos gratis para este mes.
¡Lee sin límites!
HAZTE PREMIUM
o
Iniciar sesión

Etiquetas: