La casa de Manuelita Sáenz en Paita, Perú
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

La casa de Manuelita Sáenz en Paita, Perú

Para muchos la vida de la quiteña Manuelita Sáenz se ha convertido en una leyenda que ha alcanzado el interés mundial.

Decenas de biografías -incluso películas y series- acompañan su historia, pero principalmente el tramo de su vida junto al libertador Simón Bolívar.

Una de esas biografías la escribió la estadounidense Pamela Murray y se titula ‘Manuelita, por la Gloria, por la vida’. La narración, que contiene más de 600 citas, cartas y fuentes primarias, rompe con todo lo que antes se había escrito.

En un artículo publicado en Primicias Lo que hasta ahora no se había escrito sobre Manuelita (primicias.ec) se resume la historia de los 26 años que vivió la Libertadora del Libertador tras la muerte de Bolívar.

El periodista ecuatoriano Franklin Vega @TeodoroVega llegó hace dos años a Paita en busca de las huellas y de la historia que dejó Manuelita en su exilio en esa ciudad peruana.

La casa oficial de Manuela Sáenz en Paita. Unas placas marcan el reconocimiento a la Libertadora del Libertador; esta foto es de julio del 2019. Foto: @TeodoroVega / Twitter.

Según estas fotos y el testimonio del periodista, la casa de la quiteña “se cae a pedazos” y apenas una pequeña placa da cuenta de su estadía en la casa donde recibió a importantes personajes ecuatorianos e internacionales que querían conocerla.

La casa oficial de Manuela Sáenz en Paita. Unas placas marcan el reconocimiento a la Libertadora del Libertador; esta foto es de julio del 2019. Foto: @TeodoroVega / Twitter.

¿Vivió en la más absoluta pobreza o se reinventó para sobrevivir tras la muerte de su famoso amante? Es lo que plantea Pamela Murray en su biografía.

¿Te resultó interesante este contenido?
Comparte este artículo
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más artículos de la edición actual

Recibe contenido exclusivo de Revista Mundo Diners en tu correo