Skip to main content

Un pretexto para recordar a Jim Morrison

por Revista Mundo Diners

El poeta intransigente que impregnó el rock de los años sesenta de un lirismo salvaje y provocativo cumpliría ochenta años.

Jim Morrison

¡Feliz cumpleaños Rey lagarto! Con seguridad, esa sería una felicitación que este 8 de diciembre recibiría Jim Morrison. Pero el líder y vocalista de The Doors dejó este mundo en 1971 y se aseguró un lugar “en el panteón de aquellos artistas heridos y dotados que sintieron la vida con demasiada intensidad como para soportar vivirla”, señala el prólogo del libro De aquí nadie sale vivo. Jim Morrison.

El mundo “desenfrenado y sin lamentos” al que invitaba Morrison marcó a la generación de los años sesenta. Su motivación no era otra que “abrirse paso a través de ‘todo’, porque no estaba dispuesto a transigir”, remarcan Jerry Hopkins y Danny Sugerman, los autores de esa publicación.

El cine, la poesía y la música fue la tríada de pasiones de James Douglas Morrison. Las dos últimas predominaron en su vida y definitivamente trascendió en la tercera por su erudición poética y la mística e irreverencia que dejó en los escenarios del rock.

Se dice que su cociente intelectual oscilaba entre 146 y 149 puntos (el medio es entre 90 y 110). Desde muy joven amó la literatura y sus autores favoritos eran Kerouac, Nietzsche, Rimbaud, Baudelaire y Ginsberg.

Morrison publicó poemarios en ediciones limitadas que solo compartió con su círculo más allegado: The lords, The new creatures y An american prayer. Varias compilaciones han sido editadas con estos títulos, material inédito y las letras de sus composiciones.

“L.A. Woman”, “Riders on the storm”, “The end”, “Roadhouse blues”, “Light my fire”, “Hello I love you” o “Break on through (To the other side)” son algunos éxitos de los seis álbumes que logró The Doors con su líder en tan solo cuatro años (entre 1967 y 1971).

Para el portal AmericanSongwriter.com, “pocos músicos han sido poetas tan embriagadores y reflexivos como Jim Morrison… tanto por lo que tenía que decir como por cómo lo dijo”.

“Vivir duele mucho más que morir”

Morrison nació en 1943 en Melbourne, Florida. Además de ser considerado un símbolo sexual a la altura de James Dean y Marlon Brando, fue el alma del rock psicodélico con letras cargadas de “emoción, rabia, elegancia y sabiduría”, dice una de sus biografías.

Las drogas y el alcohol acompañaron el explosivo comportamiento del Rey lagarto, un apodo popular proveniente de su pieza poética Celebration of the king lizard. El clímax llegó en 1969 al ser arrestado por (supuestamente) mostrar sus genitales en pleno concierto en Miami.

Algunos biógrafos coinciden en señalar que, tras ese escándalo, quiso dedicarse a la poesía y escapar de la presión mediática y la fama. Por eso, en la primavera de 1971 se fue a París, donde falleció el 3 de julio de 1971.

El certificado de defunción determinó como causa un paro cardíaco, pero no cesaron especulaciones sobre una supuesta sobredosis. Sus restos descansan en el famoso cementerio parisino de Père-Lachaise donde, entre las tumbas de tantísimos personajes ilustres y celebridades, la de él es una de las más visitadas.

Si alguna conclusión atrapa parte del sentido de la corta vida del líder de The Doors es la del prólogo del libro de Hopkins y Sugerman: “Lo único que importa es que Jim Morrison vivió, y vivió con la meta de descubrirse a sí mismo y (descubrir) el potencial propio”.

Etiquetas:

Autor

Acerca de Revista Mundo Diners

Con 44 años y más de 500 ediciones, Mundo Diners es la revista cultural multimedia más importante de Ecuador. Escribimos sobre arte, literatura, cine, televisión, gastronomía, ambiente, política internacional y coyuntura cultural. Te invitamos a leer nuestras crónicas, entrevistas, perfiles, testimonios, artículos de opinión y reportajes.
SUS ARTÍCULOS