Éste, otro, el último, y nos vamos
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Éste, otro, el último, y nos vamos

Por Juan Fernando Andrade / @pescadoandrade

Chavela, el documental recién estrenado en Netflix, es lo que Truman Capote llamaría una plegaria atendida. No es perfecto, pero por ahora es suficiente y la dosis que recomiendan los laboratorios es verlo al menos tres veces seguidas. El único efecto secundario detectado hasta ahora es el fanatismo. 

         No recuerdo si empecé a beber porque mi esposa me dejó
o si mi esposa me dejó porque empecé a beber.
-Ben Sanderson-
Hoy voy así a la vida
Antes iba a la muerte
- Chavela Vargas -
Nada le importaba menos a él que la realidad
porque, a su juicio,
la realidad siempre estaba mal escrita.
- Rodrigo Fresán -

Éste

Quiero que sepas que no te olvido.

Esas palabras no son mías. Son de ella. Porque sólo ella puede ser dueña de esas palabras.

Y de todas las demás.

Que morir en tus brazos es mi ilusión.

Más palabras de ella. Aunque la ilusión sea mía.

Creía que tenía listo y cronometrado y cerrado el playlist de mi muerte, o sea, la lista de canciones que me gustaría escuchar antes de despachar eso que, ya que estamos en México LQ (lindo y querido), Buñuel tituló Mi último suspiro. Pero no. Me faltaba Chavela.

La pregunta, la gran pregunta, es: cuál de sus canciones estará en mi playlist (que, sí, obvio, se llama The Last Waltz; tengo, incluso, asumido y redactado el epitafio de mi lápida: I’m Glad It’s Over)

Y otra pregunta, pero más sensata: ¿por qué sólo una? Capaz si me propongo escucharlas todas moriré como realmente quisiera morir: más viejo, más sabio, más tranqui.       

Puedes leer este contenido gratuito iniciando sesión o creando una cuenta por única vez. Por favor, inicia sesión o crea una cuenta para seguir leyendo.

Comparte este artículo
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más artículos de la edición actual

Recibe contenido exclusivo de Revista Mundo Diners en tu correo