Skip to main content

Mundo Diners al día

Serrat: un Princesa de Asturias y cinco canciones inolvidables 

por Gabriel Flores Flores

Joan Manuel Serrat
Joan Manuel Serrat es uno de los cantautores iberoamericanos más importantes de los últimos 50 años. Foto: EFE.

Que la música de Joan Manuel Serrat ha marcado a varias generaciones no es decir un lugar común sino expresar una certeza. Ahora, que fue galardonado con el Premio Princesa de Asturias de las Artes, es buen momento para volver a sus canciones más queridas y más coreadas.

Serrat y sus temas inmortales

‘Mediterráneo’

A inicios de los años 70, Serrat pasó varias semanas en el interior de México. Durante esos días, su añoranza por el mar Mediterráneo era tan grande que incluso soñaba con él. Así que un buen día tomó un carro y condujo hasta llegar a un lago. Quería hacerse la idea del mar que extrañaba. Así nació ‘Mediterráneo’, uno de los temas del disco homónimo que lanzó en 1971. Desde entonces, esta canción solo ha cosechado nuevos fanáticos y ha sido versionada por artistas como Paloma San Basilio, Ana Belén y Jorge Drexler. En 2010, la revista Rolling Stone la eligió como la mejor canción del pop español de todos los tiempos. 

Quizá porque mi niñez sigue jugando en tu playa
Escondido tras las cañas duerme mi primer amor
Llevo tu luz y tu olor por donde quiera que vaya
Y amontonao en tu arena
Tengo amor, juegos y penas, yo".

Estrofa 'Mediterráneo'.

‘Aquellas pequeñas cosas’

‘Mediterráneo’ es un disco lleno de canciones memorables, entre ellas están ‘Aquellas pequeñas cosas’. La inspiración para la letra, como muchos de sus temas, vino de Antonio Machado y está asociada al poema ‘Las moscas’. A Serrat le sorprendió que el poeta haya dado valor a algo tan ínfimo como las moscas, entonces pensó en que él podía hacer un ejercicio parecido, pero matizado con la ternura que pueden esconder las cosas cotidianas. Posteriormente, apareció en antologías y recopilaciones como ‘En directo’, ‘Serrat sinfónico’ y ‘Dos pájaros de un tiro’. En 2008, grabó una versión en italiano con el título ‘Quelle piccole cose’. 

Uno se cree
Que las mató el tiempo y la ausencia
Pero su tren
Vendió boleto
De ida y vuelta".

Estrofa 'Aquellas pequeñas cosas'.

‘Penélope’

Los temas más populares de Serrat no solo están inspirados en versos de José Hernández o de Antonio Machado, sino también en la mitología griega. En la canción que interpreta, la Penélope, de 'La Odisea', de Homero se convierte en una mujer de edad madura, que cada día se acerca a la estación de tren en espera del regreso de su amor de juventud. Cuando finalmente él hace su aparición, ella lo rechaza porque no lo reconoce. Con este tema, Serrat desembarcó con su música en Latinoamérica. Lo interpretó por primera vez en el IV Festival Internacional de la Canción de Río de Janeiro, en 1969. 

Penélope
Con su bolso de piel marrón
Y sus zapatos de tacón
Y su vestido de domingo
Penélope
Se sienta en un banco en el andén
Y espera que llegue el primer tren
Meneando el abanico".

Estrofa 'Penélope'.

‘Cantares’ 

‘Cantares’ es la bandera musical de Serrat. La letra de esta canción está compuesta por tres estrofas, que pertenecen a la sección ‘Proverbios y cantares’, del poemario ‘Campos de Castilla’, de Antonio Machado; seguidas de otras escritas por el músico español, en las que destaca que el poeta tuvo que salir al exilio y morir lejos de su tierra. El tema, que aparece en el disco 'Dedicado a Antonio Machado poeta’, se volvió tan popular en la España de finales de los años 60, que los libreros de Madrid expresaron su reconocimiento público al músico catalán, por reavivar la lectura del poeta sevillano. 

Hace algún tiempo en ese lugar
Donde hoy los bosques se visten de espinos
Se oyó la voz de un poeta gritar
Caminante no hay camino
Se hace camino al andar".

Estrofa 'Cantares'.

‘Pueblo blanco’ 

Cuando un compositor escribe una canción, no sabe cómo conectará con la gente y ‘Pueblo blanco’ es un claro ejemplo. Serrat escribió este tema como una metáfora del abandono de los pueblos y el asalto a las ciudad que se vivía en España, en los años 70. Pero, tiempo después, cuando cantaba en Argentina y Chile, descubrió nuevos ecos. Sobre todo por líneas como está: “Pero los muertos están en cautiverio y no los dejan salir del cementerio”, frases que, de inmediato, las personas relacionaban con las atrocidades que vivían en las dictaduras de Videla y Pinochet, respectivamente. La canción es el cuarto sencillo del disco ‘Mediterráneo’.

Si yo pudiera unirme
A un vuelo de palomas
Y atravesando lomas
Dejar mi pueblo atrás
Os juro por lo que fui
Que me iría de aquÍ".

Estrofa 'Pueblo Blanco'.
e70dea351eea91852f68f83ead768dcc71ba0bfd
Foto: EFE

Etiquetas:

Imagen de perfil

Acerca de Gabriel Flores Flores

Periodista. Máster en Literatura Hispanoamericana y Ecuatoriana y Licenciado en Comunicación Social. Pasé por las redacciones del HOY y El Comercio. También fui librero. Desde hace más de una década escribo sobre literatura, teatro, cine, arte, series de televisión, gastronomía y coyuntura cultural.
SUS ARTÍCULOS