Skip to main content

Mundo Diners al día

Guardarraya: 25 años de una 'chanfaina musical'

por Gabriel Flores Flores

Guardarraya
Los integrantes de Guardarraya en la Plaza de Toros Quito. Foto: cortesía.

En las entrevistas de sus primeros años, siempre les hacían la misma pregunta: ¿qué género de música tocan? Para no repetir que eran una 'chanfaina musical', los integrantes de Guardarraya se inventaron una frase: “hacemos música visceral, urbano, popular, mestizo, alternativa”. 

25 años después, lo que comenzó como un juego de palabras es ahora parte de la identidad de Guardarraya, una banda quiteña que este año cumple su primer cuarto de siglo. Para celebrarlo, decidieron armar un concierto. En realidad es un pequeño festival en la Plaza de Toros, donde compartirán escenario con varias bandas nacionales. 

Primer concierto 

1999 y 2000 fueron años caóticos para la vida política y económica del país. Por aquella época, Álvaro Bermeo y Mateo Crespo, los fundadores de Guardarraya, eran estudiantes universitarios a quienes les gustaba mucho la música. Luego se les unió Andrés Caicedo y juntos comenzaron a jugar con letras, ritmos y sonidos. 

El encargado de escribir las letras de las canciones en las que mezclaban sin empacho sonidos del rock, del son cubano, de la música andina, o del folclor ecuatoriano siempre fue Bermeo, un sociólogo con músculo para la escritura y dueño de una voz aguardentosa. Con un puñado de sus creaciones, la banda dio su primer concierto, una presentación en el Café Guápulo. 

Crespo cuenta que estuvieron unas 30 personas, todos amigos y familiares de la banda. “No recuerdo las sensaciones que tuve en aquella presentación, pero nunca olvidaré que para entrar podías pagar 1 dólar o 25 mil sucres”. 

En 2000 llegó ‘Guardarraya’, su primer disco de estudio, pero del que la banda ha tomado cierta distancia con el paso del tiempo. “Primer demo que se convirtió en disco por la exigencia de la fanaticada. De corte muy artesanal pero también muy visceral, como la banda en sí”, escribieron en la sinopsis que está publicada en su página web. 

Para Crespo, su primer disco de verdad fue ‘Chistes y roces’ (2002). El álbum tiene 10 canciones, entre las más populares: ‘Háblame más suave’, ‘Balón de Aquiles’ y ‘Ayayay’. Y muestra ese espíritu ecléctico que los ha acompañado y que también aparece en ‘Quitarán de ahí’ (2009) y ‘Me fui a volver’ (2017). 

Concierto

  • Lugar: Plaza de Toros Quito.
  • Fecha: 22 de junio, desde las 17:00.
  • Cartelera: Guardarraya, El Retorno de Exxon Valdez, Don Medardo y sus Players, Lolabúm, Carlos Cortez, Swing Original Monks, La Máquina Camaleón y Carlos Michelena.
  • Guardarraya: Álvaro Bermeo (voz y guitarra), Mateo Crespo (segunda voz y guitarra), Andrés Caicedo (batería), Jason De la Vega (guitarra y sintetizadores).
Guarda

25 años Guardarraya 

Ese eclecticismo musical que ha marcado a la banda no solo aparece en sus discos sino también en todos sus proyectos musicales. Desde el show en vivo que presentaron con Can-Can en el Teatro Sucre, en 2007, y que después se convirtió en disco, hasta el concierto que dieron el año pasado junto con la Orquesta Sinfónica Ciudad de Quito. 

Para Crespo, lo que ha permitido que la banda componga y toque la música que le gusta es que nunca han buscado  acomodarse a un género musical. “No hemos hecho muestra carrera pensando en lo que está de moda -dice- o en un nicho de público”. Quizás por esto último, los fanáticos de Guardarraya se cuentan entre varias generaciones. 

A Guardarraya los escuchan los cuarentones y los centeniales. Y también las personas sordas. Sí, aunque suene descabellado los sordos también están dentro de su fanaticada. Esto gracias a ‘1537 señas’, un proyecto que nació en 2019 con conciertos que incluyen, entre otras cosas, una adaptación de los temas de la banda a la lengua de señas. “Es de las iniciativas más creativas y conmovedoras que ha hecho la banda”, dice Crespo.

Y como la banda nunca ha dejado de explorar ni de complacer a su fanaticada, decidieron festejar su primer cuarto de siglo con un minifestival. El resultado de este trabajo será una nueva ‘chanfaina musical’, en la que sonará desde trap hasta rock y en la que también habrá teatro callejero y una pantalla gigante para los fanáticos del fútbol. 

“Pondremos nuestro corazón en las manos de la gente que vaya”, asegura Crespo. “Vamos a presentar un repertorio extenso, que recorre toda nuestra historia”. A esta fiesta se sumarán Denisse Santos, de Can-Can; Julio Andrade, guitarrista de la Escuela Quiteña; y Alejandro Vásconez, violinista de la Orquesta Sinfónica. Como dice la letra de una de sus discos más populares: “Quitarán de ahí”, porque lo que se viene ¡va a picar!

Etiquetas:

Imagen de perfil

Acerca de Gabriel Flores Flores

Periodista. Máster en Literatura Hispanoamericana y Ecuatoriana y Licenciado en Comunicación Social. Pasé por las redacciones del HOY y El Comercio. También fui librero. Desde hace más de una década escribo sobre literatura, teatro, cine, arte, series de televisión, gastronomía y coyuntura cultural.
SUS ARTÍCULOS