Skip to main content

El francotirador, o la boda y el funeral

por Gonzalo Maldonado Albán


Edición 457

51bcd445 daab 4f62 b29a e3c84d09f65c 1
17255b127b9a178f51b5504234b7fbee
2ab2ca4fbca2d7d7ef30fd590c2427a7

No es coincidencia que el filme empiece con una boda y termine con un funeral. Son los dos ritos ancestrales más importantes de la cultura humana; los que, desde siempre, han suscitado las más hondas emociones en las personas. Cada boda y cada funeral evocan esos dos hechos —el amor y la muerte— determinantes en el destino de cualquier ser humano; dos hechos que, al parecer, jamás podremos descifrar ni aceptar por completo.

En The Deer Hunter o El francotirador Michael Cimino acomete la empresa de indagar el estado de aquellos dos ritos y lo que encuentra es nada halagador. La boda de Steven (uno de los tres protagonistas de la historia) es retratada con el ojo de un documentalista. Durante casi una hora de las tres que dura la película, Cimino muestra los detalles de un matrimonio cristiano-ortodoxo cuyo intrincado ceremonial mágico es envilecido después por las costumbres de la era industrial.

Has llegado al límite de artículos gratis para este mes.
¡Lee sin límites! HAZTE PREMIUM o Iniciar sesión

Etiquetas: