Skip to main content

La educación requiere un tratamiento de shock

por Mariela Rosero Changuán

Educación en Ecuador
Fotografías: Shutterstock y Mariela Rosero

En el celular chino ZTE, de segunda mano, se observan cientos de fotografías de hojas de cuadernos y libros. En la de ese sábado aparece Eslatan Vega, de cinco años, sonriendo y sosteniendo con las dos manos una hoja de papel bond, con letras M y vocales. Las recortó del periódico y las pegó, con ayuda de su madre, Nancy Tapia, de 33.

El niño, que en enero volvió a clases presenciales, aparenta menos edad, por su bajo peso. Su madre lo carga desde las 12:00 hasta más de las 18:00, acomodándolo en dos cobijas que cuelgan de su cuello, pasan por su pecho y sujeta en la espalda. Ese sábado otra vez la acompaña, como lo hacía a diario, mientras la escuela era virtual, por la pandemia.

En el Ecuador hay 4,3 millones de niños y adolescentes en el sistema educativo. Y, según la ministra María Brown, al menos 120 mil están en riesgo de deserción o abandono escolar por la pandemia, que obligó al cierre de planteles.

Has llegado al límite de artículos gratis para este mes.
¡Lee sin límites! HAZTE PREMIUM o Iniciar sesión
Imagen de perfil

Acerca de Mariela Rosero Changuán

Licenciada en comunicación social de la U. Central; con diplomado en medios impresos de la UTPL. Ejerzo el periodismo desde 1998, exeditora de Sociedad de EL COMERCIO. Soy periodista independiente. Interesada en temas educativos y de derechos de mujeres, población Lgbtiq, entre otros grupos de atención prioritaria. Con mirada de mamá; tengo un hijo de 10 años, llamado Miguel.
SUS ARTÍCULOS