Cuarentenials
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Cuarentenials

Por Milagros Aguirre

Edición 458-Julio 2020

Ilustración: Adn Montalvo

Ignacio llegó en pleno confinamiento pandémico y es lo más lindo, dulce y perfecto de este mundo. De mi mundo, claro. Llegó mostrando la esperanza en medio de la tristeza y la desolación. Es como una luz a medianoche. Es el canto del pajarito que interrumpe el silencio aterrador del toque de queda cuando cae la tarde. Pienso en él mientras gozo con el rosal que acaba de florecer y que tiene cuatro botones. Su sonrisa se parece a la alegría del geranio que quiere mirar por la ventana y abrigarse con el rayo de sol. Ignacio es la fuerza de la vida. Vino en un momento en el que no hay como verse, tocarse, abrazarse, visitarse. Ignacio ya tiene un mes y aún sus abuelos (yo, su casi abuela) no hemos podido abrazarlo ni cargarlo ni cantarle una canción de cuna. Lo vemos cada semana por Zoom, que es por donde ahora ha toca visitarse, y yo muero por tenerle en mis brazos, por pasear con él, por cantarle al oído y esperar que se duerma con una sonrisa. Quiero enseñarle cosas, contarle cuentos y leerle poemas, hacerle dulces y galletas. Quiero jugar con él a la pelota y convertirme en su caballito. Quiero correr en el campo y armar con él rompecabezas. Quiero verlo crecer y verlo comerse el mundo, comprarle regalos y compartir sus travesuras, que es lo que aprendí de mi madre, que era la mejor abuela del mundo.

Puedes leer este contenido gratuito iniciando sesión o creando una cuenta por única vez. Por favor, inicia sesión o crea una cuenta para seguir leyendo.

Comparte este artículo
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más artículos de la edición actual

En este mes

Sergio Moscona en el circo de la vida

Por Milagros Aguirre. Fotografías: cortesía de Sergio Moscona. Edición 459 – agosto 2020. Contorsionistas y equilibristas, payasos, arlequines y magos, domadores de fieras, gimnastas, elefantes

BOCATA

Ray Bradbury

El escritor estadounidense inspiró a varias generaciones de lectores a ir más allá de los límites del planeta Tierra y soñar con la exploración espacial,

En este mes

El azar y la necesidad

Por Fernando Tinajero Edición 459 – agosto 2020. Al principio estaban allí cinco personas, no sé si amigos, compañeros, conocidos, o quizá desconocidos que coincidieron

BOCATA

El cubo de Rubi

Es considerado el juguete más vendido del planeta, con más de 350 millones de ejemplares. Este año se cumplen cuatro décadas desde su lanzamiento y

Columnistas

La casa nostra

Por Huilo Ruales —Mírale la cara, si parece que le han caído encima un pocotón de gallinazos —dice el Agente Uno. —O de ratas, así

En este mes

Retratos centenarios

Texto y fotografías: Jorge Vinueza Edición 459 – agosto 2020. En el centro del parque Centenario se encuentra, desde hace mucho tiempo, un personaje que

También te puede interesar

Columnistas

Las herencias.

Por Milagros Aguirre. Ilustración ADN Montalvo E. Edición 429 – Febrero 2018. Acabo de leer El monarca de las sombras, de Javier Cercas. El autor

Ana Cristina Franco

De las ciudades espejo

Por Ana Cristina Franco Varea  Hay ciudades que no son solo calles, sillas, casas, ventanas, manos u ojos. Hay ciudades que te despiertan o que

Ana Cristina Franco

Otros feminismos

Por Ana Cristina Franco Soy feminista. Cualquier ciudadano medianamente inteligente debería saber que no ser feminista es un crimen; que es inocente pensar que el

Columnistas

Evolución y zombis.

Por Rafael Lugo. Ilustración: Tito Martínez. Edición 453 – febrero 2020. No sé ustedes, pero yo he descubierto que mi mente más profunda no logró

Columnistas

Gartelmann, Pocho y la memoria.

Por Milagros Aguirre. Ilustración: Adn Montalvo E. Edición 446 – julio 2019. El agua se escapa entre los dedos, no hay manera de atraparla. Tampoco

Columnistas

Ultramarinos.

Por Pérez Ordóñez. Ilustración: Tito Martínez. Edición 438 – noviembre 2018. “Hicimos una bella travesía del Bósforo, bajo la tormenta; hubo cabalgatas en la selva