Skip to main content

Mundo Diners al día

‘Hablagente’ y el ‘Pájaro’ en su nido

por Gabriel Flores Flores

Francisco Febres Cordero
Francisco Febres Cordero, en la presentación de su nuevo libro, 'Hablagente'. Foto: Cortesía.

*Artículo de opinión

'Anida' en medio del auditorio. A su alrededor, la gente se reconoce, se saluda, se lanza parabienes y se da palmaditas en la espalda. Dentro de unos minutos, él subirá al escenario, hablará de su libro, contará anécdotas, gesticulará y moverá sus ‘garras’ de un lado a otro. 

También hará algunas confesiones: que no se considera un intelectual sino un hombre que escribe lo que le sale de las entrañas, que es de esos lectores a los que se les olvidan con facilidad fechas y nombres y que ahora le encantan las series de televisión. 

Hará reír a su auditorio diciendo que empezó a escribir crónicas allá, por el Paleolítico temprano y dirá una verdad olvidada: “el periodismo es un oficio que necesita de mentores”. Hablará de los suyos, entre ellos Eugenio Aguilar, jefe de Redacción del desaparecido diario El Tiempo. 

Pero antes de que todo eso suceda, permanece ahí, sentado, en medio del auditorio. Son dos o tres minutos en los que aparentemente no hace nada. Su cuerpo está quieto y sus ojos se mueven de forma pausada, lenta, meditativa. Observa, registra, guarda cada detalle en su memoria. 

Pasar desapercibido en un espacio o en una entrevista no es nuevo para Francisco ‘Pájaro’ Febres Cordero. Lo que tampoco es una novedad es su afán de escribir historias, pero también reescribirlas, como lo hace en su libro: ‘Hablagente’, publicado por editorial El Nido.

Las historias de ‘Hablagente’ las encontró en recortes de periódicos y revistas de su archivo personal. A estos textos, que alguna vez fueron entrevistas, crónicas o reportajes, los convirtió en perfiles o en una especie de monólogos, como él prefiere llamarlos. 

Son 28 textos de personas con las que conversó en el pasado y que él trae al presente, en un ejercicio en el que intenta luchar contra el olvido, el suyo y el colectivo. Porque, ya lo sabemos hasta el hartazgo, la memoria es esa cosa frágil que se rompe con cada ‘aletazo’. 

Entre los textos reescritos por el ‘Pájaro’ están los ‘monólogos’ de Toty Rodríguez, Bertha Jijón, Olga Fisch, Raúl Baca, Gonzalo Dávila, María Fernanda Heredia, Charo Francés y Arístides Vargas. También está el de Atahualpa Yupanqui, que viene con anécdota incluida. 

La historia es esta: antes de la entrevista, Yupanqui -estrella colosal de la música latinoamericana- no es Yupanqui, sino un ser un ser iracundo que maldice y vocifera. El ‘Pájaro’, en ese momento, es un treintañero que solo anhela volar de regreso a su nido.

Al final, el periodista no levanta su vuelo sino que se apaña y logra que Yupanqui le suelte cosas como esta: “Mi padre era un hombre pobre con libros. Libros recontrausados, pero de Nietzsche, Whitman, Homero, algunas cosas en francés”. 

O como esta otra: “Creo que la felicidad se compone de un montón de cuartos de hora. Usted los va juntando y ya tiene una etapa de felicidad. Y si no, chao. Entonces se va creando la nostalgia, el estado de nostalgia. Para los griegos, 'algia' es dolor y 'nos' es perdido”. 

Pero antes de lograr que Yupanqui se convirtiera en una especie de pecador frente al confesionario, el ‘Pájaro’ observó, registró y guardó cada detalle en su memoria. Su rostro pétreo, las arrugas que surcaban su rostro, sus manos pesadas y su voz pausada. 

Observó en silencio, como lo hizo el pasado miércoles, sentado entre el público del auditorio de la Flacso, donde sus historias y su pluma fueron los protagonistas de la noche. La diferencia es que ya no le urgía salir volando a su nido, porque habita en él. Sí, al final hubo vítores y muchos ‘aletazos’. 

Etiquetas:

Imagen de perfil

Acerca de Gabriel Flores Flores

Periodista. Máster en Literatura Hispanoamericana y Ecuatoriana y Licenciado en Comunicación Social. Pasé por las redacciones del HOY y El Comercio. También fui librero. Desde hace más de una década escribo sobre literatura, teatro, cine, arte, series de televisión, gastronomía y coyuntura cultural.
SUS ARTÍCULOS