Skip to main content

Ciudades mexicanas creen convivir con base alienígena

por Caridad Bermeo

Los habitantes de Tampico y Ciudad Madero, ubicadas en el golfo de México, creen estar protegidos de los huracanes por seres de otros planetas. Los ciclones se desvían al acercarse a playa Miramar. Los vecinos aseguran que ahí se aloja una instalación extraterrestre submarina, a trece kilómetros de la costa.

tampico
La gente del lugar está convencida de que bajo la superficie del mar existe una base extraterrestre. Todo habría comenzado en 1955, luego de que el huracán Hilda azotara con violencia sus costas. El fanatismo por lo extraterrestre es tan grande que los últimos martes de cada mes se celebra el Día del Marciano. Fotografía: Caridad Bermeo

Justo en medio de las mesas del restaurante Rico’s de playa Miramar, en la mexicana Ciudad Madero, un extraterrestre disfrazado de momia sostiene una cámara fotográfica. “Se está haciendo terrestre, él también se disfraza”, explica María de los Ángeles Pacheco, una de las encargadas. Es octubre y todos los locales del malecón han decorado para Halloween. Eso incluye las mesas de Rico’s y la estatua de un alienígena que acompaña a los comensales. Pero la decoración espacial no tiene nada que ver con la fecha: se trata de un guiño a la creencia popular de que a unos trece kilómetros de la costa existe una base alienígena en el fondo del mar.

Estas instalaciones son la explicación para la ausencia de huracanes, según los habitantes de dos ciudades del golfo de México: Ciudad Madero y Tampico. Ambas están en el norteño estado de Tamaulipas y la distancia entre ellas es tan corta que a veces parecen la misma. De hecho, lo eran en 1933, cuando se registró el primero de una serie de ciclones que devastó la zona.

Has llegado al límite de artículos gratis para este mes.
¡Lee sin límites! HAZTE PREMIUM o Iniciar sesión
Autor

Acerca de Caridad Bermeo

Graduada en Comunicación en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, inició su carrera en la comunicación científica, para luego dar un salto hacia el periodismo generalista. Máster EL PAÍS, donde trabajó para la delegación de Galicia. Periodista independiente en Ecuador desde 2021.
SUS ARTÍCULOS