Skip to main content

La señora chichera

por Santiago Rosero

Gastronomía cuencana, chicha.
Fotografías Santiago Rosero

Tatiana Rodríguez, chef ambateña radicada en Cuenca, explora la cocina ancestral andina, y asume a la chicha como un símbolo gastronómico y político.

No viene de una familia con figuras ejemplares en las labores de cocina. Es más, nunca se imaginó dedicada a ese oficio. Tatiana Rodríguez, 37 años, estatura pequeña y energía vigorosa, nació y creció en una gran hacienda llena de frutales que poseía su abuela materna en Samanga, un caserío a las afueras de Ambato.

Hija única de una única hija, Tata, como la llaman sus amigos, encontró una familia en los campesinos que la criaron. Sus recuerdos relacionados con la comida se remiten a los sembríos en las chacras, al humo de los fogones, a las preparaciones sencillas que compartía con los trabajadores de la hacienda, a la chicha que bebía con ellos en medio de las jornadas agrícolas. “Recuerdo haber comido chapo toda mi infancia —dice Tata—, a la máchica se la mezclaba con todo: con leche, con chocolate, con infusiones, con sopas.

Has llegado al límite de artículos gratis para este mes.
¡Lee sin límites! HAZTE PREMIUM o Iniciar sesión

Etiquetas:

Imagen de perfil

Acerca de Santiago Rosero

Periodista y chef. Autor del libro de crónicas El fotógrafo de las tinieblas, y Amasar. Como cocinero ha trabajado en Nueva York y París. Es fundador de los proyectos Idónea - Rescate de alimentos, y Fermento - Laboratorio Cultural y Gastronómico.
SUS ARTÍCULOS