Apocalipse Now

Por Huilo Ruales. Ilustración: Miguel Andrade. A partir del terremoto, la gente perdió la cabeza. Apiñada y de rodillas imploraba perdón con las manos al

Leer más »

El nombre del padre.

Por Huilo Ruales. Ilustración: Miguel Andrade. Edición 453 – febrero 2020. La Pame caminaba con un vaivén que me encantaba, que me daba hasta cosquilleos.

Leer más »

La nave mecanógrafa.

Por Huilo Ruales. Ilustración: Miguel Andrade. Edicón 452 – enero 2020. Un buen tipo el director. Un hombre solitario y adusto, como su traje, como

Leer más »

Lunan Park.

Por Huilo Ruales. Ilustración: Miguel Andrade. Edición 451 – diciembre 2019. Nunca supo si fue parte de un sueño; pero, de pronto, se encontró escabulléndose

Leer más »

Sálvese quien pueda.

Por Huilo Ruales. Ilustración: Miguel Andrade. Edición 450 – noviembre 2019. Vine a Quito porque me dijeron que aquí vivía el dueño del teatro en

Leer más »

El arma al diablo.

Por Huilo Ruales. Ilustración: Miguel Andrade. Edición 448 – septiembre 2019. Obligado por la canícula que hasta devo­ra la sombra, me embarco en el único

Leer más »

El valle sin retorno.

Por Huilo Ruales. Ilustración: Miguel Andrade. Edición 446 – julio 2019. Hace unos tres meses encontré en mi buzón un correo en el que me

Leer más »

Avatares del niño tauro.

Por Huilo Ruales. Ilustración: Miguel Andrade. Edición 445 – junio 2019. Varias semanas de ir y venir y un tejido de palanqueos, incluso desenterrando gente,

Leer más »

Dedalus.

Por Huilo Ruales. Ilustración: Miguel Andrade. Edición 444 – mayo 2019.  1. Van tres días y cuatro noches que no tomo el medicamento. O quién

Leer más »

La bolsa o la vida.

Por Huilo Ruales. Ilustración: Miguel Andrade. A punta de palmadas y pitazos, el señor Albuja nos reúne y sin necesidad de pistola nos dispara: el

Leer más »

Sagrada familia.

Por Huilo Ruales. Ilustración: Miguel Andrade. Edición 441 – febrero 2019. Aparte del periodismo, mi hermana Ligia practica una especialidad macabra: ser la portadora de

Leer más »

El otoño del apátrida.

Por Huilo Ruales. Ilustración: Miguel Andrade. Edición 440 – enero 2019. En una estación casi abandonada sube una pareja de ancianos. Hay un solo asiento

Leer más »

Patria sin dueño.

Por Huilo Ruales. Ilustración: Miguel Andrade. Edición 439 – diciembre 2018. 1 Día primero: mientras espero un bus sin tanta carne humana, dejo que mis

Leer más »

Doble vida en el Olimpo.

Por Huilo Ruales. Ilustración: Miguel Andrade. Edición 438 – noviembre 2018. El Olimpo es un inmueble de diez pisos, con ocho apartamentos de un dormitorio

Leer más »

Tío Alejo y el agua.

Por Huilo Ruales. Ilustración: Miguel Andrade. Edición 435 – agosto 2018. El tío Alejo llegaba descalzo a los dos metros, de tal manera que resultaba

Leer más »

Diario fallido.

Por Huilo Ruales. Ilustración: Miguel Andrade. Edición 434 – julio 2018. 1 Sobre mi cabeza está el sexto piso, ocupado por madame Dalmon. Su bota

Leer más »

La vie est belle.

Por Huilo Ruales. Ilustración Miguel Andrade. Edición 433 – junio 2018.   Una tarde que, enredado en algún texto personal, me quedé solo en la

Leer más »

Caballos de nieve.

Por Huilo Ruales. Ilustración: Miguel Andrade. Edición 431 – abril 2018. 1 2017. Tren de noviembre. La nieve se precipita de abajo hacia arriba como

Leer más »

Gajes del oficio.

Por Huilo Ruales. Ilustración Miguel Andrade. Edición 430 – marzo 2018. En ese entonces era tan joven, tan vol­cán en erupción, que a menudo necesitaba

Leer más »

The big shave.

Por Huilo Ruales. Ilustración Miguel Andrade. Edición 429 – Febrero 2018.   Una pila de años fue necesaria para que su vida ecuatoriana terminara convertida

Leer más »

Bang Bang.

Por Huilo Ruales. Ilustración: Miguel Andrade. Edición 428 – enero 2018. La oficina del empleo es una casona gris, no solamente porque esté pintada de

Leer más »

Los pasos perdidos.

Por Huilo Ruales. Ilustración Miguel Andrade. Edición 425 – octubre 2017. Qué otra cosa podía hacer en ese tiempo sino practicar a diario la natación.

Leer más »

El purgatorio.

Por Huilo Ruales. Ilustración Miguel Andrade. Edición 424 – septiembre 2017. Tenía un gran patio de piedra y veinte cepos de tres metros cuadrados en

Leer más »