Camarones Ingapirca - Revista Mundo Diners
Camarones Ingapirca
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Camarones Ingapirca

Por Gonzalo Dávila Trueba
Ilustración: Camilo Pazmiño
Edición 457-Junio 2020

A los cocineros de vez en cuando se nos corre alguna teja de la cabeza. Queda el seso expuesto al aire y este oreo permite que brote alguna ocurrencia gastronómica por entre los resquicios de los lóbulos cerebrales. O podría producirse, si llegara a darse una tormenta de rayos, un circuito nervioso y ¡bumba!, concibes la idea que hará realidad lo que era imaginario.

Esto me sucedió al contemplar a cierta distancia las ruinas de Ingapirca. Con mi mente de apasionado por la arqueología, me imaginé asistir a la fiesta del Wawa Inti Raymi y presenciar la llegada del inca Huayna Cápac, acompañado de uno de sus hijos predilectos: Ataw-Wallpa.

Miles de personas preciosamente ataviadas asisten a la ceremonia. Sus cuerpos decorados con orejeras y petos, con collares y brazaletes de oro, plata y cobre, reflejan los rayos del sol. Es la visión de un caleidoscopio acompañado de la música de huáncares, quenas y tinyas; de calabacines, zampoñas y pututos que retumban para resaltar aún más la magnificencia del homenaje que el solsticio de invierno requiere y el soberano inca se la merece.

Puedes leer este contenido gratuito iniciando sesión o creando una cuenta por única vez. Por favor, inicia sesión o crea una cuenta para seguir leyendo.

Comparte este artículo
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Más artículos de la edición actual

Recibe contenido exclusivo de
Revista Mundo Diners en tu correo