Skip to main content

Bruce Lee

por Redacción Mundo Diners

Cronos001a
Bruce 001 pequeña
Bruce Lee (nacido Lee Jun-Fan; California 1940 -Hong Kong 1973).

A ochenta años de su nacimiento, la leyenda de las artes marciales sigue viva.

Bruce Lee nació el 27 de noviembre de 1940 en San Francisco, California, durante una gira de su padre con la Ópera China en Estados Unidos, pero su infancia y adolescencia transcurrieron en Hong Kong.

Desde muy joven practicó el antiguo estilo chino de combate wing chun (del kung-fu), pero también fue un gran bailarín de chachachá y bajo la tutela de su padre participó en una veintena de películas. A los dieciocho años viajó a Estados Unidos y estudió durante tres años Filosofía en la Universidad de Washington.

Su gran pasión se concretó en la enseñanza del kung-fu y en la perfección de técnicas que finalmente confluyeron en un estilo propio al crear el Jeet Kune Do, (Camino del puño interceptor), una combinación de técnica y filosofía regida por los principios de simplicidad, franqueza y libertad. Bruce no propugnaba un estilo o método en particular, sino que consideraba que cada estudiante podía trazar su propio camino al practicar distintos sistemas de combate.

[rml_read_more]

Abrió escuelas de kung-fu en Seattle, Oakland y Los Ángeles, y entre sus pupilos hubo celebridades como Steve McQueen y James Coburn. Sin embargo, fue objeto de críticas por parte de la comunidad tradicional china opuesta a que se difundiera un arte marcial ancestral en Occidente.

Bruce interpretó papeles menores en la televisión y el cine. Hollywood fue reacio a darle oportunidades estelares, porque era de origen asiático, y el gran maestro de artes marciales se marchó en 1971 a Hong Kong, donde ese mismo año protagonizó The Big Boss (Kárate a muerte en Bangkok) y saltó al estrellato, consolidado con una segunda cinta, Fist of Fury (Furia oriental o La conexión china).

Con The Way of the Dragon (El regreso del dragón o El furor del dragón) logró en 1972 el prestigio que necesitaba porque, además de romper récords de taquilla, fue director y productor de esa película. Con un carisma muy particular, un físico perfecto y la asombrosa combinación de veloces movimientos, ya era un ídolo para sus admiradores y seguidores del kung-fu, y una de las diez mejores estrellas de cine de Hong Kong.

Hollywood captó la señal y Warner Bros concretó la primera coproducción con Hong Kong de la película Enter the Dragon (Operación Dragón). Bruce Lee no alcanzó a ver el estreno pues murió inesperadamente el 20 de julio de 1973. Tan solo tenía 32 años cuando entró en estado de coma, tras tomar un analgésico para el dolor de cabeza. Su muerte aún suscita controversias y recibió una extensa investigación forense. La versión oficial es que sufrió un edema cerebral por hipersensibilidad a un componente del medicamento, según señala la compañía Bruce Lee Enterprises, LLC, que tiene a su cargo el legado del actor.

En 1978, cinco años después de muerto, llegó a las salas cinematográficas Juego con la muerte, con un tercio de escenas filmadas por el actor que se completó con montajes, participación de dobles y material de archivo. Fue la entrega póstuma de un hombre que llevó el kung-fu a un nivel universal, bajo un principio: “No tener ningún camino como camino; no tener ninguna limitación como limitación”.

Bruce se casó en 1964 con Linda Emery y tuvieron dos hijos, Brandon y Shannon. La fatalidad volvió a golpear a la familia en 1993, cuando Brandon, un talentoso actor de películas de acción, murió a los veintiocho años, tras un accidente con un arma de fuego durante la filmación de El cuervo.

El legado de uno de los hombres más influyentes del siglo XX (revista TIME) está no solo en las películas que filmó, sino en los volúmenes publicados sobre sus métodos de entrenamiento y sobre su personal filosofía de autodescubrimiento, que sintetiza el pensamiento oriental y occidental. 

Honrado en el Paseo de la Fama de Hollywood y en la Avenida de las Estrellas de Hong Kong, ha sido objeto de múltiples reconocimientos, como el de la Cámara de Representantes de Estados Unidos que lo definió como “un maestro, catalizador del cambio social y los derechos civiles, y un ícono cultural y estadounidense”.

Captura de pantalla 2020 10 21 a las 11.52.04 AM copy

El documental Be Water, de la serie 30×30 de ESPN, presenta “una mirada apasionante, fascinante e íntima, no solo de los últimos años que definieron la vida de Bruce Lee sino del complejo y difícil viaje que lo llevó a convertirse en un ícono único en la historia del cine”. www.espn.com.ec

“No te establezcas en una forma, adáptala y construye la tuya propia, y déjala crecer. Vacía tu mente, sé amorfo, moldeable, sé como el agua”.

Edición 462-Noviembre 2020

Etiquetas: