Skip to main content

Barú el límite entre el paraíso y el infierno

por Gabriela Verdezoto Landívar

EDICIÓN 486

Barú
Fotografías: Shutterstock y Gabriela Verdezoto Landívar

Barú se debate entre ese encanto natural que la convierte en un paraíso y las carencias de servicios básicos, por ejemplo, que la acercan al infierno. Sin duda, es un destino hermoso, pero hace falta mirarla desde adentro.

“Aquí, uno se aburre”, dice Cristian, joven venezolano de veintitrés años que administra uno de los 150 hostales que hay en la famosa isla Barú. Lo dice mientras lucha por acomodar sus rizos negros que bailan con la brisa fresca de la mañana, olor a Caribe. El agua del mar es turquesa y transparente a la vez; viene y va en silencio, al mismo ritmo de las palmeras. La arena, gruesa y blanca, acompaña el escenario perfecto para las selfis. Por donde se mire, uno se encuentra un fondo de lujo, de película, de luna de miel, de paraíso.

Has llegado al límite de artículos gratis para este mes.
¡Lee sin límites! HAZTE PREMIUM o Iniciar sesión

Etiquetas:

Imagen de perfil

Acerca de Gabriela Verdezoto Landívar

Periodista, geógrafa y viajera. Cursa la maestría de literatura con mención en escritura creativa en la Universidad Andina Simón Bolívar. Finalista del concurso Excelencia Periodística de la SIP 2022. Madre de dos niños pequeños.
SUS ARTÍCULOS