Skip to main content

Ayumi Shibata da vida al papel

por Redacción Mundo Diners

Edición 458-Julio 2020

Fotografías: www.ayumishibata.com

Diseno001a

La artista japonesa ha volcado su creatividad a recortar papel, pero de una forma sublime. Con su técnica recrea escenarios que pueden caber en la palma de la mano o en varios metros cuadrados.

ayumi shibata paper art 15

Ayumi Shibata necesitaba encontrar una forma de expresarse además del lenguaje. Sentía que incluso su natal japonés le quedaba corto a la hora de darle forma a sus emociones e ideas. Algo en su interior buscaba salir a la luz más allá del idioma y la cultura.

Curiosamente la respuesta la encontró en una iglesia de Nueva York, adonde migró en 2007. Como una forma de encontrar paz en una ciudad tan frenética, Ayumi visitaba regularmente un templo para conectarse con ella misma. “Un día, en 2010, estaba sentada en la iglesia y miré la hermosa luz a través del vitral. De repente, recordé que en la escuela cortaba papel negro y le pegaba celofán de color por detrás para simular un vitral. Así que cuando volví a casa compré los materiales y lo intenté de nuevo”, dice.

En conversación con Mundo Diners, Ayumi cuenta que mientras cortaba el papel sintió “una completa tranquilidad y una paz en mi mente y alma que me hizo olvidar completamente del tiempo”. Luego continuó haciendo más piezas por diversión y un día le mostró sus recortes a una amiga que le sugirió que le enseñara su trabajo a la dueña de una galería. Así concretó su primera exposición.

[rml_read_more]

En 2012 se inscribió en la National Academy School of Fine Arts de Nueva York y estudió Grabado y Escultura bajo la dirección de Maurizio Pelegrín y Kathy Caraccio. En 2015 se mudó a París y en 2016 consiguió una plaza en el afamado centro de arte 59 Rivoli, que está a cargo del ayuntamiento de la ciudad francesa. En 2019 volvió a Japón.

¿Por qué hizo del papel su materia prima para trabajar? La artista explica que sencillamente tuvo un vínculo con él desde el primer momento. “Probé otros materiales, como madera, metal, acuarela, arcilla, etc., pero no sentí ninguna conexión conmigo y con mi alma, pero cuando probé el papel, sentí una conexión inmediata y me sentí cómoda usándolo”.

0c18 ipvnsze0761516

A esto se suma que la palabra japonesa kami significa dios, divinidad o espíritu, pero también se traduce como “papel” y en el culto japonés (animismo) y en la religión sintoísta, el papel es considerado un material sagrado. El kami, entonces, está conectado con la naturaleza y “se mueve libremente más allá del tiempo y del universo”.

Ayumi explica que corta papel para expresar su agradecimiento por haber nacido y por “el amor y la unidad de todas las vidas y los seres humanos en este planeta”; siente que purifica su alma a través del acto de cortar papel. Pero también cree que este material, que proviene de la naturaleza, refleja la fragilidad de la vida, “aunque también es lo suficientemente resistente y poderoso para llevar belleza y bondad”.

Cada una de sus piezas es más sorprendente que otra y lo que más llama la atención es que no hace bocetos ni ningún tipo de dibujo previo, sino que crea una imagen tridimensional en su mente y la materializa con sus recortes, pues “trazar una línea con lápiz para después borrarla sería un proceso aburrido”. Cuando se trata de obras de gran formato, lo único que hace es dibujar el contorno de los grandes árboles o de alguna composición básica.

De esta forma recrea paisajes urbanos o naturales en papel en tres dimensiones y en capas, una labor que requiere de muchísima paciencia, dedicación y precisión, pues lo hace en miniatura, pero también en gran formato. Asimismo, hace que las luces y las sombras fluyan a través del blanco papel y representen el yin y el yang.

ayumi shibata japon escultura papel 2

Ayumi reconoce que la instalación a gran escala es más difícil, ya que “es como usar las piezas de un rompecabezas para crear una nueva escultura”. “Depende de la forma, del espacio y de la atmósfera, pero tengo que hacerlo yo misma, incluso tengo un asistente. Es un desafío físico para mí”, asegura.

En su web www.ayumishibata.com se pueden apreciar sorprendentes obras como una miniciudad de papel dentro de una copa de vidrio o un bosque tridimensional plasmado en un libro, así como las de gran formato. Ayumi ha mostrado su trabajo en Japón, Madagascar, Francia, Estados Unidos, Alemania e Italia. (Ángela Meléndez)