Skip to main content

Amapolas en el Louvre

por Redacción Mundo Diners

Espectaculo001a

En una colaboración poco usual, el museo parisino y Kenzo Parfums hacen que las flores evoquen mensajes artísticos.

kenzo se cuela en el museo del louvre para convertirse en su mecenas aromatico
Fotografías Kenzo y Jardín de las Tullerías: Shutterstock

De ahora en adelante, el tipo y tonalidades de flores y plantas del Jardín de las Tullerías estará en sintonía con las temáticas de las exposiciones que presenta el famoso Museo del Louvre.

Kenzo Parfums, una de las marcas del grupo multinacional francés de productos de lujo LVMH, patrocina la decoración floral del histórico jardín, ubicado entre el Louvre y la plaza de la Concordia.

Un comunicado de LVMH precisó que los arreglos florales se realizarán dos veces al año, en primavera y verano, en una colaboración que se extenderá hasta 2023 y que tiene como objetivo mostrar los jardines y el entorno excepcional del Louvre, junto con el concepto de belleza y naturaleza que caracteriza a Kenzo.

EhAlQDdXsAAjdwG

Cuerpo y alma. De Donatello a Miguel Ángel. Esculturas italianas del Renacimiento (22 de octubre de 2020 al 18 de enero de 2021) es la primera muestra que tiene como telón de fondo el nuevo patrocinio.

Las composiciones florales abarcan casi 2600 metros cuadrados de parterres. Se plantaron alrededor de sesenta mil bulbos que incluyen 130 metros cuadrados de amapolas.

El museo parisino señala que los tonos rojos evocan movimientos violentos del cuerpo, y los rosados y malvas otorgan armonía a las emociones, mientras el alma está representada por la textura de las plantas.

En los jardines hay paneles explicativos sobre la relación entre obras específicas de la exposición y la descripción de las plantas. Cuerpo y alma… en colaboración con el museo del castillo Sforzesco de Milán, se adentra en la escultura renacentista, pero también explora otros campos como la pintura, el grabado y el dibujo.

Reúne más de 150 obras de arte que destacan las principales características del estilo artístico que se extendió por toda Italia en la segunda mitad del Quattrocento (siglo XV) y culminó a principios del siglo XVI en lo que el historiador de arte contemporáneo Giorgio Vasari describió como el “estilo moderno”: la cúspide de la escultura renacentista y el arte italiano, señala la reseña de la exhibición.

Se divide en tres secciones. Una está dedicada a composiciones complejas con figuras masculinas en movimientos de tensión física y emocional que contrastan con armoniosas figuras femeninas; la segunda a la representación de sentimientos y emociones en obras religiosas, y la tercera muestra cómo los artistas se inspiraron en la Antigüedad, en la reinterpretación de modelos clásicos.

“La exposición extiende la noción del Renacimiento más allá de la Toscana, situándola en un contexto más amplio y complejo que el del Quattrocento temprano. Se centra en Florencia, por supuesto, con figuras clave como Donatello y Michelangelo, pero también en otros centros regionales que adoptaron y readaptaron el nuevo lenguaje artístico. Esto se puede ver en particular en la reutilización de modelos y temas, y en una adaptación a las tradiciones locales que dio como resultado diferentes estilos regionales, especialmente en el norte de Italia: en Milán (con Solari y Bambaia), Venecia (con Tullio Lombardo), Bolonia (con Guido Mazzoni), Siena (con Francesco di Giorgio Martini) y Padua (con Andrea Riccio)”, explica el Louvre.

Kenzo

shutterstock 64193500
Fotografías Kenzo y Jardín de las Tullerías: Shutterstock

Firma de perfumes, ropa y productos de belleza creada por el diseñador de moda japonés Kenzo Takada. En el año 2000 la fragancia Flower by Kenzo, “un perfume de una flor que no tiene olor: la amapola”, se convirtió en su icónica imagen de perfumería. Por eso, esa flor ha sido el centro de instalaciones artísticas de esa compañía en diferentes ciudades del mundo.

Jardín de las Tullerías

Fue uno de los primeros jardines de la capital francesa de carácter público. Abarca 22,4 hectáreas y constituye un museo al aire libre con unas doscientas esculturas y jarrones de entre los siglos XVII y XXI.

Es uno de los espacios favoritos de paseo y distracción en París, que ha quedado inmortalizado en pinturas impresionistas. A lo largo de su historia ha sido atendido por los mejores paisajistas y entre su amplia variedad de plantas hay más de 35 especies de árboles.

shutterstock 311072072
Fotografías Kenzo y Jardín de las Tullerías: Shutterstock


Edición 461

Etiquetas: