Skip to main content

¿Qué tan útil es la Alerta Emilia para encontrar a un desaparecido?

por Mariela Rosero Changuán

Alerta Emilia.
Ilustración: Shutterstock.

La última vez que María Eugenia Basantes vio a su hijo, Alexander Romo, le dio un sorbo de agua; estaba sediento. Ella terminaba de tomar su café, mientras revisaba la página de anuncios clasificados de un matutino, en busca de un trabajo.

Era domingo 6 de noviembre de 1994. El pequeño, de dos años y cuatro meses, entraba y salía del restaurante, en la vieja terminal terrestre Cumandá, en el Centro Histórico de Quito. Jugaba con una pelotita verde y un esfero. Vestía una camiseta blanca y un pantalón celeste.

El tiempo, los momentos de depresión y la soledad no le han quitado ese recuerdo de su único hijo. La mujer ya llegó a los sesenta años. Alexander cumpliría la mitad, treinta años, en julio de este 2022.

Has llegado al límite de artículos gratis para este mes.
¡Lee sin límites! HAZTE PREMIUM o Iniciar sesión

Etiquetas:

Imagen de perfil

Acerca de Mariela Rosero Changuán

Licenciada en comunicación social de la U. Central; con diplomado en medios impresos de la UTPL. Ejerzo el periodismo desde 1998, exeditora de Sociedad de EL COMERCIO. Soy periodista independiente. Interesada en temas educativos y de derechos de mujeres, población Lgbtiq, entre otros grupos de atención prioritaria. Con mirada de mamá; tengo un hijo de 10 años, llamado Miguel.
SUS ARTÍCULOS